Científicos calculan el riesgo de choque de un asteroide contra la Tierra, que sería comparable al estallido de miles de bombas atómicas

La probabilidad de una colisión entre nuestro planeta y el Apofis hacia el año 2068 es "pequeña, pero distinta a cero", señalan.

Noticias populares

Aparece una de las mayores fosas comunes de republicanos asesinados por los franquistas

El cementerio del Carmen de Valladolid se confirma como uno de los lugares donde se encuentra una de las...

Un tribunal portugués levanta el confinamiento porque las pruebas PCR no son fiables

El Tribunal portugués de Apelación ha ordenado levantar el confinamiento porque las pruebas PCR no son fiables. Es ilegal...

El asteroide (99942) Apofis vuelve a la agenda de las posibles colisiones catastróficas con la Tierra durante este siglo después de una nueva estimación de su trayectoria. Según recoge Gizmodo, ahora se calcula que la probabilidad de que impacte con nuestro planeta en una nueva fecha es de una entre 150.000.

Cuando fue descubierto en 2004, este cuerpo espacial preocupó a los astrónomos durante un tiempo porque preveían que podría acercarse a nuestro planeta en 2029. Sin embargo, ahora se sabe con mucha exactitud que el 13 de abril de ese año el asteroide pasará a 31.000 kilómetros de la Tierra, una distancia más pequeña que la que nos separa de algunos satélites artificiales, pero que no implica ninguna colisión.

Los astrónomos tardaron varios años en descartar la posibilidad de un impacto dentro la próxima década y también en 2036, cuando el Apofis volvería a cruzar la órbita de la Tierra cerca de la posición previsible del planeta para ese momento.

No obstante, en 2068 el asteroide volverá de nuevo, también en abril, y los astrónomos abordaron en un taller internacional virtual a principios de este mes las maneras de aprovechar las próximas oportunidades para conocerlo mejor y prepararse para ese reencuentro.

Uno de los descubridores del asteroide que presentó un informe en ese evento, Dave Tholen, de la Universidad de Hawái (EE.UU.), comentó en declaraciones a Gizmodo en los días previos al taller que “el escenario de un impacto en 2068 todavía está en juego” y que el riesgo es “pequeño, pero distinto a cero”.

Otro científico, Andrew Cheng, de la Universidad Johns Hopkins, también en EE.UU., enfatizó la importancia de estudiar tanto el exterior como el interior del asteroide. La composición, la órbita y otras propiedades del Apofis podrían cambiar a su paso cerca de la Tierra. Cheng y gran parte de la disputa científica se enfocaron en un efecto, llamado ‘deriva de Yarkovsky’, que supone que una importante fuga de calor de un objeto cósmico altera su trayectoria orbital.

3.800 bombas de Hiroshima

El Apofis tiene forma elíptica y mide más de 300 metros de largo. Si chocara contra la Tierra, liberaría el equivalente a 1.150 megatones de TNT (trinitrotolueno) en un evento que sería 3.800 veces más potente que la explosión provocada por la bomba atómica lanzada sobre Hiroshima. Por eso la oportunidad de observarlo en 2029 es crucial para conocer y pronosticar el peligro.

Sin embargo, antes de eso, en marzo de 2021, cuando el asteroide pase a 16,9 millones de kilómetros de la Tierra, será visible para los telescopios, afirmaron los astrónomos. Estas observaciones mejorarán las estimaciones de su forma y rotación, permitirán hacer un mejor modelado en 3D e indicarán posibles deslizamientos de tierra y fallas estructurales, afirmó Yaeji Kim, de la Universidad de Auburn, en EE.UU. A partir de este conocimiento debería ser posible realizar estimaciones sobre lo que sucede en su interior.

DEJA UN COMENTARIO (si eres fascista, oportunista, revisionista, liberal, maleducado, trol o extraterrestre, no pierdas tiempo; tu mensaje no se publicará)

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Últimas noticias

Le puede interesar: