Las antifascistas canarias confrontan los intentos de la extrema derecha de copar las islas

Identitarios el partido de extrema derecha, sale a las calles para extender el odio. La respuesta del antifascimo no solo ha estado a la altura sino que ha superado la convocatoria de los facciosos.

Noticias populares

Aparece una de las mayores fosas comunes de republicanos asesinados por los franquistas

El cementerio del Carmen de Valladolid se confirma como uno de los lugares donde se encuentra una de las...

Un tribunal portugués levanta el confinamiento porque las pruebas PCR no son fiables

El Tribunal portugués de Apelación ha ordenado levantar el confinamiento porque las pruebas PCR no son fiables. Es ilegal...

¿Golpe de mano contra Erdogan?

Erdogan tendría como objetivo inequívoco la implementación del Estado Islamista-Erdoganista en el 2016, lo que supondría el finiquito del...

Tal como venía avisando durante las últimas semanas los movimientos populares isleños, la extrema derecha ha vuelto a salir a las calles en el archipiélago. Un ciclo de movilizaciones auspiciado por “Identitarios” pero del que también han participado elementos de VOX, y que aprovechando de manera oportunista la trágica situación de los migrantes en Arguineguín, busca captar el descontento social en las islas. Una estrategia que poco a poco se desinfla en las redes y también en las calles. Así ha ocurrido en S/C de Tenerife, donde menos de setenta manifestantes apoyaron la movilización de la extrema derecha. Esta movilización además les ha supuesto una autentica “carrera de obstáculos” ya que, incluso el mismo viernes se llego dirimir en los juzgados de la capital tinerfeña su legalidad.

La movilización racista apeló a diversidad de consignas, algunas de ellas incluso “apropiadas” a partir de las manifestaciones de la izquierda isleña como: “Canarias no se vende, Canarias se defiende”, un cántico que destaco significativamente en las manifestaciones en contra del Hotel de la Tejita, y que los “Identitarios” no dudaron en tratar de hacer suyo. Las anécdotas no concluyen aquí, y es que incluso habiendo llegado a traer a elementos de la península ex-profeso para esta movilización, las dudas, la desorganización y también la absoluta ausencia de medidas para prevenir contagios fueron notables durante todo el recorrido. Una marcha mas bien esperpéntica que dejo estupefactas a las transeúntes de la Calle Castillo (lugar por donde se desarrolló el recorrido) muy poco o nada acostumbradas a ver las banderas españolas y de los tercios viejos (si, aquellos que hizo famosa la conocida saga de “Alatriste”) en la zona. Lejos de amedrentarse los facciosos continuaron su andar hasta concluir, como tenían previsto, su concentración en la Plaza de España, eso sí, tan solo con un grupo de cuarenta o cincuenta personas ya que el resto abandono la manifestación por el camino, no se sabe si para tomarse “un cortado” o para volver a sus casas.

Ante este panorama es lógico el escaso rebumbio mediático que han dado en sus propias redes a esta manifestación, que deja en evidencia la falta de apoyos en la isla. Del otro lado estaban las antifascistas, las antiracistas, las personas que, de manera solidaria y generosa, se personaron en la calle aledaña con el fin de proteger un hotel donde se encuentra alojado un grupo de migrantes procedentes de la isla hermana de Gran Canaria. Un grupo de doscientas personas que en todo momento mantuvo la distancia de seguridad y que no paró ni un minuto de corear consignas de apoyo a los migrantes pero también, de denuncia al fascismo que trata de soliviantar a la sociedad contra quienes no tienen más remedio que jugarse la vida en el mar en pos de un futuro mejor.

El grupo de antifascista, integrado por diversidad activistas y colectivos, respondía de esta manera a la denuncia vertida en redes y secundada por mas de doscientas organizaciones de Canarias. Un comunicado que también llamaba a la movilización, la cual había sido desautorizada in extremis por la Subdelegación de Gobierno, lo cual no freno ni la solidaridad ni la presencia en la calle. Así se desarrolló la concentración con relativa normalidad a pesar del sobredimensionado despliegue policial que, velaba por la seguridad de los manifestantes de extrema derecha. Entre las consignas mas coreadas durante la jornada destaco el grito de «Boza», palabra de alivio y aliente que emplean muchos migrantes una vez llegan después de su odisea marítima a tierra firme.

Con respecto a a la jornada también hay que destacar como en Irún, y de manera simultanea, se realizó una concentración en apoyo a los migrantes que aún siguen Arguineguín, exigiendo una acogida digna y denunciando a los gobiernos que quieren poner vallas al mar.

Esta no será la última movilización que tenga lugar en el archipiélago antes de que acabe el mes, también para el próximo fin de semana están llamadas a participar multitud de organizaciones e individualidades a diversas concentraciones y manifestaciones en todas las islas. Una respuesta urgente y necesaria a luz de la instrumentalización política que desde el poder (y desde la oposición) se quiere hacer en Canarias de la situación de los migrantes, personas que en definitiva son quienes, en carne propia y en primer lugar, están sufriendo esta permisividad para con los discursos y prácticas de odio, por mucho que estos traten de ser “camuflados” a nivel institucional o retórico.

Uno de los primeros carteles llamando a salir a la calle el próximo día 28

DEJA UN COMENTARIO (si eres fascista, oportunista, revisionista, liberal, maleducado, trol o extraterrestre, no pierdas tiempo; tu mensaje no se publicará)

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Últimas noticias

Le puede interesar: