224 metros separaron a un satélite ruso de colisionar con un satélite indio

El eventual choque habría provocado la aparición de gran cantidad de fragmentos en el espacio y su dispersión por distintas órbitas.

Noticias populares

La situación en Donbass ha cambiado drásticamente en caso de un ataque de Ucrania

Hoy en día Ucrania no podrá atacar las repúblicas de Donbass con impunidad porque más de 300 mil ciudadanos...

Ángeles Maestro: “Las vacunas fiables son la cubana, la rusa y la china”

Lo que quiero decir en relación a las vacunas, con la pandemia del coronavirus, lo hago desde posiciones profesionales...

WhatsApp the USA

Nahir González*.— WhatsApp es una de las redes sociales más usadas en el mundo y ha cambiado recientemente sus...

Una peligrosa divergencia de dos satélites que provocó  que estuvieran a punto de colisionar fue registrada a las 04.49 de la madrugada (hora moscovita) este 27 de noviembre, informa la Agencia Espacial Federal de Rusia, Roscosmos.

La distancia mínima entre el satélite ruso Canopus–B y el indio Cartosat-2F, que se dedican a tareas de teledetección en la superficie terrestre, fue de solo 224 metros, señala la agencia en su comunicado.

Roscosmos no ha presentado más detalles del incidente y se desconoce cuál fue la probabilidad de colisión. Tampoco se informa sobre si se realizaron maniobras para cambiar la trayectoria de ambos aparatos.

Los datos de los rastreadores de objetos cercanos a la Tierra Celestrak y Heavens-Above indican que los dos satélites se encontraron a una altitud de 600 kilómetros sobre la Antártida con una velocidad relativa de más de 14 kilómetros por segundo.

Un eventual choque entre ambos aparatos, con una masa de 710 kilogramos el Cartosat-2F y de unos 460 kilogramos el Canopus-B, habría tenido como consecuencia la aparición de múltiples fragmentos en el espacio, que se habrían dispersado en diferentes órbitas.

La única colisión registrada de dos satélites tuvo lugar en 2009, cuando chocaron el ruso Kosmos-2251 y el estadounidense Iridium-33. Sus trayectorias se cruzaron a una altitud de unos 790 kilómetros por encima de la península de Taimyr, en el norte de Siberia, a una velocidad relativa de 11,7 kilómetros por segundo. La colisión generó más de 600 fragmentos de más de 5 centímetros de diámetro y varios miles de fragmentos más pequeños.

DEJA UN COMENTARIO (si eres fascista, oportunista, revisionista, liberal, maleducado, trol o extraterrestre, no pierdas tiempo; tu mensaje no se publicará)

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Últimas noticias

Le puede interesar: