COVID-19: ¿Cómo prioriza Cuba la atención especial a niños y embarazadas? (+Video)

Publicado:

A pesar de la situación epidemiológica, el Programa de Atención Materno Infantil, por ejemplo, garantiza a todas sus gestantes la atención prenatal

Noticias populares

La atención priorizada a los niños y embarazadas ha sido una constante en Cuba desde el propio triunfo de la Revolución, y en medio de un escenario tan complejo como lo es el enfrentamiento a la COVID-19, los protocolos no se han detenido, al contrario, continúan perfeccionando sus mecanismos.

 

Ejemplo de ello ha sido la inmunización de los más pequeños contra 13 enfermedades prevenibles por vacunas y el haber determinado un protocolo específico para atender a pacientes en edades pediátricas diagnosticados con el virus del SARS-CoV-2.

Según reseña la Agencia Cubana de Noticias, hasta el 30 de marzo del presente año, de los 8 971 infantes confirmados positivos se mantenían activos con la enfermedad 627 y el 93 % estaba recuperado; en tanto, hasta la fecha no se han lamentado pérdidas de vidas humanas en el grupo etario menor de 18 años.

Por otra parte, el Programa de Atención Materno Infantil (PAMI) garantiza a todas sus gestantes la atención prenatal y se mantiene el seguimiento, extremando la prevención ante el virus, tanto para pacientes como para los trabajadores de la Salud.

Al decir de la doctora Noemí Doris Causa Palma, directora del PAMI, declaró que lo establecido metodológicamente son diez consultas durante todo el embarazo, aunque si se determina que la gestante presenta un elevado riesgo, estas se incrementan en frecuencia, y se le garantiza que sea vista por especialistas de la Atención Primaria y Secundaria de Salud.

En relación con el cuidado que se ofrece a las gestantes hipertensas, diabéticas o con otros riesgos, explicó que el seguimiento es el determinado en la guía de actuación vigente y los protocolos de trabajo, y una vez diagnosticado el embarazo, se establecen consultas especializadas en los hospitales provinciales por expertos dedicados al tratamiento de esas afecciones.

En el caso que una embarazada sea contagiada con la COVID-19, la atención de la paciente obstétrica y puérpera está enmarcada en el protocolo nacional para la prevención, atención y seguimiento de los pacientes con esa enfermedad, puntualizó.

Hasta el momento, señaló, no hay evidencia de la posible transmisión vertical madre–hijo en el tercer trimestre y en cuanto a las complicaciones fetales, los datos recogidos no prueban un mayor riesgo de aborto en gestantes positivas al nuevo coronavirus.

Fuente: granma.cu

DEJA UN COMENTARIO (si eres fascista, oportunista, revisionista, liberal, maleducado, trol o extraterrestre, no pierdas tiempo; tu mensaje no se publicará)

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Últimas noticias

Le puede interesar: