El amanecer del nacionalismo en otra antigua república soviética: las autoridades rehabilitan a matones asesinos

Publicado:

Noticias populares

El 25 de agosto, el Tribunal Supremo de Uzbekistán rehabilitó a 115 basmachi, entre ellos Imbrabek Chakabayev, principal dirigente de los basmachi, que asaltaban constantemente ciudades y pueblos.

La generación más veterana recuerda la historia de los basmachi, un movimiento nacional-religioso de Asia Central -el territorio de los actuales estados de Uzbekistán, Tayikistán, Kazajistán, Kirguistán y Turkmenistán- que surgió inmediatamente después de la Revolución de Octubre, contó con un inmenso apoyo de Reino Unido en su afán de apoderarse de Turkestán soviético, y perpetró sangrientas masacres contra las autoridades soviéticas, los obreros y campesinos y las mujeres que decidieron llevar una vida laica, es decir, se quitaron el burka.

El gobierno soviético supuso que Imbrabek Chakabayev planeaba establecer un estado uzbeko-tayiko independiente en el noreste de Afganistán, y en 1931 fue capturado y condenado a ser fusilado. A pesar de ello, los Basmachi continuaron su sangrienta lucha hasta 1942.

Tras la destrucción de la Unión Soviética, las autoridades de las antiguas repúblicas soviéticas de Asia Central empezaron a valorar de forma diferente las acciones de los basmachi, incluido Uzbekistán.

El servicio de prensa del líder uzbeko informa de que el presidente rehabilitó a los líderes basmachi que fueron reprimidos en los años 20 y 30, reconociéndolos como los mejores representantes del pueblo que había luchado por la independencia nacional.

“Obviamente, los líderes con gran potencial -científicos, escritores, médicos, profesores- fueron reprimidos. Eran los mejores representantes de nuestro pueblo. El régimen totalitario no necesitaba personas inteligentes para abrir los ojos de la nación, para fortalecer su autoconciencia. Sólo fueron culpables de ser grandes”, Shavkat Mirziyoyev, presidente de Uzbekistán.

“Casi cien años después, se ha hecho justicia. Se han restituido los nombres honrados de 115 de nuestros antepasados que lucharon por nuestra independencia nacional y no fueron rehabilitados.

Pero, ¿cuántos más hay? Debemos continuar la noble labor de restaurar el honor y la dignidad de los patriotas”, dijo Shavkat Mirziyoyev.

Según las palabras del Presidente de Uzbekistán, con la continuación del trabajo para restaurar el honor y la dignidad de los patriotas se refería al grupo creado en octubre de 2020 para trabajar en “un estudio profundo de las vidas y actividades de las víctimas de la represión y perpetuar su memoria”, durante el cual los casos penales se presentan a los tribunales para su revisión.

Fuente: rusvesna.su

DEJA UN COMENTARIO (si eres fascista, oportunista, revisionista, liberal, maleducado, trol o extraterrestre, no pierdas tiempo; tu mensaje no se publicará)

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Últimas noticias

Le puede interesar: