Más de 40 años de predicciones erróneas sobre el cambio climático

Publicado:

Desde hace algún tiempo, el tema del calentamiento global influye de forma masiva y directa en la realidad de nuestras vidas, ya sea en forma de impuestos, regulaciones energéticas o incluso en nuestra alimentación. El objetivo de todas las medidas políticas es reducir masivamente las emisiones de CO2 para evitar el calentamiento global.

Noticias populares

 

La ONU y otros organismos internacionales como el Grupo Intergubernamental de Expertos sobre el Cambio Climático (IPCC) piden de forma alarmante a los gobiernos que conviertan nuestra sociedad y nuestra economía en un sistema neutro en CO2 lo antes posible. La conversión mundial está en pleno desarrollo.

Las medidas no se están adoptando en todas partes. En Suiza un proyecto de ley federal sobre el CO2 fue rechazado por la población en junio de este año. El profesor Reto Knutti, experto en clima, advirtió entonces de forma casi amenazante que sólo se podría evitar una catástrofe mundial si se confiaba en expertos como él y se apoyaban medidas drásticas.

Detrás de esta afirmación está la suposición de que nuestras emisiones de CO2 son demasiado elevadas, lo que provocaría el calentamiento global. Pero casi nadie entiende qué conexión hay entre ambos. Por ello la revista Schweizer Standpunkt (Punto de Vista Suizo) ha entrevistado al respecto a Ueli Gubler, ingeniero de HTL y periodista independiente (*).

Schweizer Standpunkt: Usted lleva décadas trabajando en el tema de la predicción del clima. ¿Qué le llevó a implicarse más en la cuestión del clima?

Ueli Gubler: Fueron las previsiones contradictorias, que se han corregido varias veces. En particular, la declaración de Hans von Storch y Lennart Bengtsson, dos científicos climáticos alemanes, que admitieron resignadamente en 2013 y 2014 que había un error fundamental en los modelos. Bengtsson culpó a su gremio de “barrer bajo la alfombra” los resultados que contradicen el cambio climático antropogénico.

Una y otra vez me sorprendió la inexactitud de las predicciones sobre nuestro clima futuro. Así que empecé a investigar más intensamente el tema. Durante más de 40 años, los científicos del clima han hecho predicciones que han resultado ser casi todas erróneas. El Secretario de Estado de Estados Unidos, Henry Kissinger, por ejemplo, advirtió ante la ONU en Nueva York, en abril de 1974, que si la quema de combustibles fósiles sigue aumentando, la temperatura descendería a 0°C en 2015, lo que equivaldría a una edad de hielo (1). Desde 1980 nos encontramos con advertencias sobre el calentamiento, y sólo más recientemente sobre los fenómenos extremos.

Además, es sorprendente que muchos investigadores del clima, como Bengtsson, sólo empiecen a expresar sus críticas cuando se jubilan. Eso dice mucho.

Y hablemos de los informes sobre el CO2: todas las sustancias químicas tienen propiedades bien definidas. Se dice que sólo el CO2 tiene una abundancia de propiedades que pueden dar lugar a los más diversos acontecimientos extremos. Se trata de una afirmación infundada.

Y para nosotros, los humanos, los peores 100 años no fueron una fase de calentamiento, sino la fase de enfriamiento entre 1350 y 1450.

Los expertos oficiales en clima atribuyen el aumento de la temperatura de la Tierra a las emisiones de CO2 producidas por el hombre. ¿Por qué?

El actual calentamiento global comenzó después de 1850, tras la Pequeña Edad de Hielo [siglos XIV al XIX] en el hemisferio norte, un periodo muy frío marcado por numerosas pérdidas de cosechas y hambrunas. La cuestión es si el calentamiento actual sería más moderado sin la quema de combustibles fósiles. Esta es la cuestión central.

Objetivamente, la pregunta debería ser: “¿Qué porcentaje es atribuible al calentamiento natural y qué porcentaje es atribuible al calentamiento inducido por el hombre?” La investigación climática “politizada” insiste en que el ser humano es el único responsable. Si también se tuvieran en cuenta los factores naturales, probablemente retirarían la alfombra del “movimiento climático”.

¿Qué quiere decir con fuentes ‘naturales’ de emisiones de CO2?

Existe un intercambio anual de CO2 entre la atmósfera y las plantas de unas 100 gigatoneladas de carbono (no de CO2) (2). Las plantas absorben CO2 y lo vuelven a liberar cuando se descomponen o se queman. Un intercambio similar, de similar magnitud, tiene lugar entre la atmósfera y los océanos. El agua caliente libera CO2; el agua fría lo absorbe. Los volcanes activos también emiten grandes cantidades de CO2.

¿Qué aspecto tiene el CO2?

El CO2 es un gas invisible, inodoro, insípido y no tóxico. Los medios de comunicación lo describen como un gas tóxico. La cuestión es por qué lo hacen. La cantidad de CO2 en el aire es sólo de 0,0004 ó 400/millonésimas. En pocas palabras: si una botella de medio litro contuviera todo el gas de la atmósfera terrestre, una sola gota de ese gas sería CO2. O dicho de otro modo: una botella de medio litro contiene 10.000 gotas. Si cada gota representara una parte del aire, sólo 4 de ellas serían de CO2, y de éstas, sólo una sería de CO2 producido por el hombre.

¿Cómo se supone que el CO2 calienta nuestro clima?

El Grupo Intergubernamental de Expertos sobre el Cambio Climático (IPCC) lleva 30 años intentando responder a esta pregunta, ¡sin éxito! Dispone de 30 modelos climáticos que producen resultados diferentes según los supuestos que se hagan. Esto demuestra que no se ha probado nada. Se ha desarrollado la “teoría del invernadero” y se está intentando llegar a una respuesta con este modelo. En el mejor de los casos, 29 modelos son correctos y sólo uno está equivocado; en el caso más molesto, todos los modelos están equivocados.

¿Cómo funcionan los modelos?

La historia de la Tierra y del clima no proporciona ninguna prueba de una relación causal entre el contenido de CO2 y la temperatura de la Tierra. Este es el secreto de los distintos modelos.

La pregunta inicial central, aceptada tanto por los alarmistas como por los escépticos del clima, es: “¿Cuánto se calentará la Tierra si se duplica el CO2?” La respuesta es lo que se conoce como “sensibilidad climática”. Los supuestos van de 0,24°C a 6°C, ¡un factor de 25!

La cuestión de duplicar el CO2 es difícil. Supone un aumento exponencial del CO2 para lograr un calentamiento lineal. En otras palabras, cada partícula adicional de CO2 tiene un efecto menor que la anterior. Se trata de la misma ley logarítmica que para el ruido (3). Es demasiado largo entrar aquí en el funcionamiento del efecto invernadero. Sólo un apunte: quedan muchas cuestiones abiertas, desde la propia teoría hasta el número y la ponderación de los distintos factores.

¿Es posible determinar un aumento de la temperatura global y de qué magnitud?

En comparación con el final de la Pequeña Edad de Hielo, en torno a 1850, es poco más de un grado. Sin embargo, la tasa de aumento ha fluctuado en los últimos 150 años. Los alarmistas del clima están preocupados por la actual pausa en el calentamiento. Esto se llama “hiato” (4).

Según la teoría de los gases de efecto invernadero, la temperatura natural de la Tierra es de 14,88°C (2). Curiosamente, nunca se ha alcanzado en los últimos 150 años. A bombo y platillo, en 2016 se anunció la temperatura más alta jamás medida: 14,83°C. Hay muchas cosas que no cuadran. La temperatura objetivo global nunca se ha alcanzado durante la era industrial.

¿Hay otros factores además del CO2 que influyen en el clima?

El geocientífico Milutin Milankovic calculó un ciclo que lleva su nombre hace 80 años. Tuvo en cuenta el hecho de que el eje de la Tierra “se tambalea” (una vez cada 25.000 años). Además, la inclinación del eje de la Tierra fluctúa entre 22,5 y 24,5 grados en 40.000 años. En tercer lugar, la órbita de la Tierra alrededor del Sol no es constante.

Se conocen cuatro ciclos del propio Sol que afectan a la actividad solar. Influyen en las corrientes oceánicas, que siguen un ciclo de unos 60 años. Se denominan Oscilaciones de los Océanos Pacífico y Atlántico. Hay otros factores que se discuten y se añaden nuevos factores todo el tiempo. Estos son factores masivos que influyen en el equilibrio térmico de nuestro planeta. Los modelos climáticos apenas tienen en cuenta esto.

Una pregunta herética: ¿es posible que las fluctuaciones climáticas se produzcan independientemente de los niveles de CO2?

Sí, una mirada a la historia de la Tierra y del clima muestra que los niveles de CO2 y la temperatura de la Tierra han fluctuado masivamente. Sin embargo, no se puede discernir una correlación ni una relación de causa y efecto.

La historia de la Tierra y del clima no proporciona ninguna prueba de una relación causal entre el contenido de CO2 y la temperatura de la Tierra.

Las imágenes de los glaciares en retroceso en Suiza se muestran constantemente para ilustrar el cambio climático provocado por el hombre. Pero ahora también leemos que Suiza estuvo libre de glaciares…

La respuesta debe limitarse al actual periodo cálido entre la última, cuarta y próxima quinta edad de hielo. En octubre de 2020, el glaciar Morteratsch liberó un tronco de alerce de 10.000 años de antigüedad a 2.200 metros de altura. Esto demuestra que debía ser 2°C más cálido en ese momento. El Instituto de Investigación de Glaciares del Tirol y la Universidad de Berna han reconstruido las subidas y bajadas de los límites del bosque basándose en estos hallazgos. Hay unos cuatro períodos en los que Suiza estuvo completamente o casi completamente libre de glaciares. Es sorprendente que el flujo y reflujo de las culturas humanas tenga mucho que ver con el clima. En general, se puede establecer la siguiente conexión: cuando el tiempo era bueno y cálido, a la gente le iba bien. Visto así, no se entiende que algunos quieran que vuelvan los glaciares. Entonces ya no podríamos alimentar a la población.

Cuando se observan los numerosos resultados de la “investigación climática” oficial, algunos de los cuales son muy cuestionables, uno se pregunta quién decide sobre la investigación y sobre la consideración de los resultados de la investigación en el asesoramiento político.

Muchos investigadores del clima critican el hecho de que los fondos de investigación sólo se pagan si se prometen pruebas del cambio climático antropogénico (5) en la solicitud. De lo contrario, los investigadores perderían su trabajo.

Los resultados los presenta siempre el Grupo Intergubernamental de Expertos sobre el Cambio Climático (IPCC). ¿Realiza el IPCC sus propias investigaciones?

No. Es un consejo político que no realiza investigaciones por sí mismo. Se fundó en 1988 con la tarea de demostrar el cambio climático antropogénico. Todavía no lo ha conseguido. Además, los investigadores de los campos de la energía solar y los océanos se quejan de que sus resultados no se tienen en cuenta en los recurrentes informes sobre el “estado de los conocimientos”. Sólo se admite lo que puede aportar pruebas.

¿Cuál es su crítica al actual debate sobre el clima?

Que no hay ningún debate sobre el clima. Cualquiera que se atreva a hacer preguntas críticas es inmediatamente tachado de “negacionista del clima”. Cualquier intento de discusión es cortado de raíz.

¿Cómo cree que podría ser una investigación climática realista?

Después de más de 40 años de predicciones extremadamente inexactas, la investigación sobre el clima debería detenerse. La política también debería hacerlo. Difícilmente tendrán éxito, porque se han desviado demasiado.

No hay ninguna razón para excluir persistentemente ningún factor, como la investigación sobre el sol, los océanos y los glaciares.

Además, antes de recetar “quimioterapia” a la economía y la sociedad, hay que asegurarse de que funciona. Incluso si tienen efecto, las medidas se desvanecerán, ya que Suiza sólo representa el 1 por mil de las emisiones mundiales de CO2. Los países líderes, China, Estados Unidos e India, no seguirán. Si África llegara a despertarse económicamente, sin duda no frenaría el impulso económico con energías “renovables” apenas asequibles.

Notas:

(1) El efecto invernadero natural hace que la temperatura media de la Tierra sea de unos +14°C. El “valor natural” lo determinan los modelos. Sus resultados varían entre 56°F y 58°F https://data.giss.nasa.gov/gistemp/faq/abs_temp.html https://de.wikipedia.org/wiki/Globale_Erw%C3%A4rmung#Der_wissenschaftliche_Konsens_zum_Klimawandel

(2) Hay que tener cuidado para saber si se habla de CO2 o del carbono (C) que contiene. En el ciclo del CO2, normalmente sólo se habla del carbono (C). Esto se debe a que los combustibles fósiles forman parte del ciclo del CO2. Sólo cuando se queman se convierten en CO2. Un kilogramo de carbono se convierte en 3,6 kg de CO2. El efecto invernadero natural hace que la temperatura media de la Tierra sea de unos +14°C. El “valor natural” lo determinan los modelos. Sus resultados varían entre 56°F y 58°F

(3) Para obtener un aumento lineal de la contaminación acústica, el ruido en su origen debe aumentar al cuadrado. Si 30.000 personas gritan “gol” en un estadio de fútbol, no es 30.000 veces más fuerte que si una persona grita “gol”. Para la primera duplicación se necesitan 2 personas, para la siguiente ya 4, para la siguiente ya 8, para la siguiente 16, para la siguiente 32 y así sucesivamente. Esto se llama exponencial, en este caso logaritmo (2ª potencia). La distancia de frenado de un vehículo aumenta con la misma regularidad (doble velocidad = cuatro veces la distancia de frenado; 3 triple velocidad = 9 veces la distancia de frenado).

(4) Hiato: desde el año 2000, la temperatura no ha aumentado en paralelo a las emisiones de CO2. Muchos expertos en clima están desconcertados por esto. Sus modelos no lo predijeron (véase von Storch y Bengtsson más arriba). El término se utiliza en este contexto.

(5) El cambio climático antropogénico se refiere al cambio climático inducido por el hombre debido a la quema de combustibles fósiles. Esto contrasta con el cambio climático natural, que los expertos en clima no pueden explicar, por ejemplo, las cuatro eras de hielo de los últimos 400.000 años.

(*) https://schweizer-standpunkt.ch/news-detailansicht-fr-gesellschaft/plus-de-40-ans-de-predictions-erronees.html

Fuente: mpr21.info
spot_img

DEJA UN COMENTARIO (si eres fascista, oportunista, revisionista, liberal, maleducado, trol o extraterrestre, no pierdas tiempo; tu mensaje no se publicará)

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Últimas noticias