El “imperio de la guerra” genera conflicto entre Rusia y Ucrania

Publicado:

Noticias populares

Li Ziguo.— El conflicto militar entre Rusia y Ucrania es el problema geopolítico más importante desde el final de la Guerra Fría, con consecuencias de largo alcance. El conflicto Rusia-Ucrania no es tanto una guerra entre Rusia y Ucrania como un juego geopolítico entre Estados Unidos y Rusia.

En los menos de 250 años desde la fundación de Estados Unidos, dicho país no ha pasado más de 20 años sin lanzar operaciones militares en otros países, por lo que se le considera un verdadero “imperio de la guerra”. Al crear esta crisis Rusia-Ucrania, Estados Unidos ha alienado las relaciones Rusia-Europa a bajo costo, ha interrumpido el proyecto de gasoducto de gas natural “Nord Stream-2″, ha activado la OTAN y ha debilitado a Rusia. No hay duda de que Estados Unidos es el ganador”.

Rusia y Ucrania han pasado de ser hermanos y vecinos a separarse y enfrentarse. Este hecho es inseparable de la “aportación” de Estados Unidos. Contener y debilitar a Rusia siempre ha sido la elección estratégica de los Estados Unidos hacia Rusia. “Convertir” a Rusia en un vecino vicioso que amenaza la estabilidad regional es el medio principal. Desafortunadamente, Ucrania fue elegida por Estados Unidos como el objetivo clave para que contiene Rusia y el conflicto entre Rusia y Ucrania se ha convertido en una cicatriz geopolítica irreversible.

Después de la Guerra Fría, la relación entre Rusia y Estados Unidos pasó por un “período de la luna de miel” pero después llegó a una situación “peor a la de la Guerra Fría”. Este es el resultado inevitable de la estrategia de Estados Unidos para contener y debilitar a Rusia. En 1992, el entonces líder ruso BorisYeltsin visitó Estados Unidos dos veces en un año y las dos partes firmaron docenas de documentos de cooperación. Yeltsin pronunció un discurso en el Congreso de Estados Unidos y recibió calurosos aplausos en 21 ocasiones. Mientras Rusia se relaciona activamente con Occidente, Estados Unidos se está preparando para la expansión de la OTAN hacia el este.

En enero de 1999, la Secretaria de Estado de Estados Unidos, Madeleine Albright, visitó Rusia y declaró que desarrollaría relaciones constructivas sobre la base de la igualdad y el respeto mutuo y teniendo en cuenta los intereses de cada parte. Sin embargo, después de solo dos meses, la OTAN dirigida por Estados Unidos pasó por alto a las Naciones Unidas bombardeando la entonces República Federal de Yugoslavia. Además, Polonia, Hungría y República Checa se unieron a la OTAN. La OTAN logró su primera expansión hacia el este después de la Guerra Fría. La maquinaria de guerra en esta era de la “Guerra Fría” no solo no se ha extinguido, sino que ha crecido.

Unos cientos de kilómetros hacia el este para la OTAN no aumentaría significativamente la seguridad de Estados Unidos y sus aliados, porque aumentar esta distancia no ayudaría frente a las modernas capacidades de proyección nuclear de Rusia. Si Rusia quiere llevar a cabo un ataque nuclear contra Estados Unidos, puede hacerlo desde la región del Ártico y la distancia no sería un problema. Entonces, ¿por qué Estados Unidos continúa impulsando la expansión hacia el este de la OTAN una y otra vez? El propósito es exprimir el geoespacio de Rusia, incitar a Rusia para que reaccione violentamente y gradualmente “convertir” a Rusia en una amenaza regional.

Como todos sabemos, Ucrania y Rusia son naciones eslavas hermanas, y Ucrania es la raíz cultural de los eslavos orientales. Estados Unidos tiene muy claro que Ucrania es un lugar delicado para Rusia, y si incita al problema, Rusia inevitablemente responderá. Debido a esto, lamentablemente Ucrania se ha convertido en un peón que Estados Unidos toma muy en serio. En 2004, con motivo de la segunda ronda de expansión de la OTAN hacia el este, Estados Unidos lanzó la primera “revolución de color” en Ucrania, y la política interna ucraniana entró en una era de luchas pro-occidentales y pro-rusas.

A finales de 2013, bajo la promoción de Estados Unidos, Ucrania estalló una vez más con la revolución del “Euromaidán”. El instigador era el entonces vicepresidente Biden, y el ejecutor directo era el actual subsecretario de Estado de EE. UU., quien originalmente era de Odessa, Ucrania. Este incidente hizo que Rusia entendiera completamente a Estados Unidos. En 2014, el primer ministro ucraniano Yatseniuk y el presidente Poroshenko, que llegaron al poder después de la revolución del “Euromaidán”, visitaron sucesivamente EE.UU. Este país prometió apoyo económico, mientras continuó “pintando situaciones ideales” para los ucranianos diciendo que no escatimaría esfuerzos para salvaguardar la soberanía y la integridad territorial de Ucrania. Animada, Ucrania ha abandonado por completo la política de equilibrio Este-Oeste y ha avanzado cada vez más rápido por el camino hacia la adhesión a la Unión Europea y la OTAN.

Ya en 2014, Henry Kissinger propuso que Ucrania no debería ser un peón en la confrontación entre Oriente y Occidente, sino un puente de comunicación. Pero obviamente, lo que Estados Unidos necesita no es un puente, sino una “torre de defensa ” para atacar a Rusia. Después de que Biden asumió el cargo de presidente, los funcionarios estadounidenses de todos los niveles continuaron expresando su apoyo a Ucrania, aumentaron la asistencia militar a Ucrania y enviaron una flota al Mar Negro para realizar ejercicios militares conjuntos con Ucrania, cuyo propósito único es alentar el espíritu de lucha antirruso de Ucrania y evitar que las “cicatrices sangrantes” sanen.

A finales de agosto de 2021, el presidente Zelensky visitó EE.UU. Los dos países firmaron el “Acuerdo Marco de Defensa Estratégica entre EE.UU y Ucrania” y un acuerdo de cooperación en investigación y desarrollo de armas. Estados Unidos anunció asistencia militar adicional a Ucrania. Luego, el Secretario de Defensa de EE.UU, Lloyd Austin, visitó Ucrania y un alto perfil declaró su apoyo a la adhesión de Ucrania a la OTAN.

Con el “apoyo” de Estados Unidos, parece que la adhesión de Ucrania a la ORAN es inminente, y Estados Unidos “será el culpable” si algo sale mal. Sin embargo, después de que Rusia emprendiera una “acción militar especial”, Estados Unidos, que siempre ha sido un refugio para Ucrania, ha declarado repetidamente que no enviará tropas ni establecerá una zona de exclusión aérea. Esto demuestra una vez más que Estados Unidos, como jugador de ajedrez, no sacrificará sus intereses fundamentales por las piezas de ajedrez.

Ucrania tiene hermosos paisajes y gente excepcional. Los ucranianos son amables y hospitalarios. Era el granero de Europa y una zona industrialmente desarrollada del continente, pero ahora se ha convertido en un lugar de sufrimiento. Pudo haber sido un puente entre Oriente y Occidente para beneficiar a ambos extremos, pero ahora es el principal campo de batalla de un gran juego de poder.

Para resolver los problemas es necesario reunir a las partes que los generan. Un pronto alto el fuego y el fin de la guerra son inseparables del coraje político de las principales potencias, abandonando la mentalidad de la Guerra Fría y terminando la confrontación en el campo, a fin de crear las condiciones para la paz y la estabilidad de la región y del mundo.

(El autor es director del Instituto Euroasiático del Instituto Chino de Estudios Internacionales)

spot_img

DEJA UN COMENTARIO (si eres fascista, oportunista, revisionista, liberal, maleducado, trol o extraterrestre, no pierdas tiempo; tu mensaje no se publicará)

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Últimas noticias

El número de desplazados forzosos en el mundo superó por primera vez 100 millones de personas, advierte la ONU

El alto comisionado de la Agencia de las Naciones Unidas para los Refugiados, Filippo Grandi, declaró que esa cifra "debe servir como una llamada de atención para resolver y prevenir los conflictos destructivos, poner fin a la persecución y abordar las causas subyacentes que obligan a personas inocentes a huir de sus hogares".