El Euromaidán

Publicado:

Los mismos neonazis que fusilaban a los manifestantes del Maidán en 2014 para provocar el golpe, fueron los que mataron a más de 14.000 personas en el Donbass

Noticias populares

Julio García Camarero*.— No podemos pasar por alto el hecho de que el primer foco violentísimo y prólogo de la guerra de Ucrania fue la guerra urbana en que se convirtió la Crisis del Euromaidán o Revolución naranja de la plaza Maidán (Kiev) el 19 de noviembre del 2013, promovida por grupos violentos, ultra-nazis y principalmente seguidores del “espíritu banderosvski [1]” propiciado por [el nazi ucraniano de la II Guerra] Stepán Bandera.

El Euromaidán fue un golpe de Estado dirigido, organizado y pagado por EEUU y sus aliados, el sistema que también se usó en Libia o en Siria, y que es de sobra conocido. En este caso, un golpe de Estado que también fue ayudado por muchos grupos de neonazis, con raíces en la Alemania hitleriana, con numerosísimos miembros extremadamente violentos y muy bien equipados de armamento. Una verdadera guerra urbana.

El Eromaidán, que derivó rápidamente en un movimiento separatista de los ruso-parlantes de las provincias del Dombás, se inició en agosto del 2014. Fue una guerra latente de hostigamientos por parte de los grupos neonazis ucranianos sobre los prorrusos de ese territorio que se prolongó 8 años, tras los cuales se transformó en una guerra generalizada ruso-ucraniana el 24 de febrero.

Aunque en esta fecha ya existía una guerra sorda contra Rusia desde hacía más de medio siglo, era una guerra sobre todo mediática, que para los mediatizados pobladores del “mundo libre” pasaba desapercibida, e incluso divertida. Y se producía según tres tipos diferentes:

En primer lugar, guerra mediático-satanizadora. Qué duda cabe que todos, desde ya niños, “disfrutamos” en los cines occidentales riéndonos de la satánica URSS, de los malos de la película: los comunistas, hoy los rusos y Rusia. Y todo era que el imperio de los EEUU necesitaba de un malo a quien matar para mantener el crecimiento del complejo militar-industrial, amén de destruir a cualquier potencia que pudiera llegar a arrebatarle su hegemonía global.

En segundo lugar, le resultaba ventajoso atizar la carrera armamentística ya que suponía un gran esfuerzo económico difícilmente sostenible para un país como era la URSS, no centrado en el neo-colonialismo espoliador del Tercer Mundo, cosa que si que hacia el imperio norteamericano.

En tercer lugar, EEUU potenció una economía global (neocolonial) que, por las razones expuestas en el caso segundo, la URSS no podía seguir manteniendo.

Pequeña historia del Euromaidán

En enero de 2010, el entonces presidente de Ucrania, Víktor Yúshchenko (pro-europeo), otorgó a Stepán Bandera el título póstumo de Héroe de Ucrania. En enero de 2011 el presidente entrante Víktor Yanukóvich (pro-ruso), el que fuera después depuesto por el golpe de estado del Euromaidán, anuló la condecoración.

Pudiera ser que este hecho simbólico fuera una de las motivaciones para la organización de la violentísima crisis y Golpe de Estado del Euromaidán, aunque lo más determinante, tal vez, fueran los intereses ocultos del neoliberalismo oligárquico occidental, que quería un total expansionismo [militar primero, y luego económico] hacia el Este y un espolio de los riquísimos recursos de Ucrania. En consecuencia, se dio el oxímoron de defender la “democracia” con las banderas de grupos ultra nazis y con una condecoración a un criminal nazi exterminador de población polaca y ucraniana.

Las violentas protestas de La Crisis del Euromaidán fueron promovidas por grupos, en buena parte de ellos, influidos por el “espíritu banderosvski“: estudiantes universitarios con ansias consumistas + ONG como la USAID (controladas directamente por la CIA, que también se había infiltrado en las protestas de la primavera árabe de Túnez, Egipto y Siria) + el grupo ultranacionalista de extrema derecha Pravy Séktor [junto con sus brazo armado, el Batallón Azov] + el partido parlamentario de extrema derecha, Svoboda [y su brazo armado, el S14, https://lahaine.org/bT4R] + la Iglesia Ortodoxa Ucraniana. En suma un cóctel de lo más ultra imaginable.

Fue un auténtico y duro golpe de Estado que derribó al presidente legítimamente elegido, Víktor Yanukóvich, quien tuvo que huir por temor a ser asesinado.

Estas protestas comenzaron en la plaza Maidán de Kiev en la noche del 21 de noviembre del 2013. Y se prolongaron durante más de dos meses, hasta enero y febrero de 2014, en una verdadera guerra urbana con tiros, granadas, barricadas, edificios incendiados y varios centenares de muertos (en una sola plaza), entre manifestantes ultranacionalistas y policía.

En agosto del 2014 La Crisis del Euromaidán al fin derivó en la Guerra civil del Dombás. Casualmente justo 100 años después de la Primera Guerra Mundial. ¿Será el Euromaidán el preludio de la Tercera Guerra mundial?

Y luego fueron éstos grupos con el “espíritu banderosvski” los que en la guerra de baja intensidad del Dombás, apoyados por los oligarcas y los geopolíticos occidentales (estadunidenses, británicos, polacos y alemanes) promovieron una trama de complicidades, financiaciones, asesoramientos y adiestramiento de grupos represores e incluso exterminadores de los ciudadanos pro-rusos.

Desde luego es muy lamentable que hoy ya hayan emigrado más de cinco millones de ucranianos de su país, pero por lo menos Rusia los ha dejado salir mediante corredores humanitarios (inexistentes en la guerra de Irak) y Occidente se ha desvivido para atenderlos [siempre que sean blancos]. No huyeron los ucranianos sólo a las aledañas Polonia y otras naciones europeas, en donde el pueblo los ha atendido muy humanamente, actitud desde luego muy loable, pero actitud que no está sucediendo (y de forma simultánea) en uno de los múltiples muros de la vergüenza de Occidente, por ejemplo Ceuta y Melilla, en donde los emigrantes son brutalmente apaleados y expulsados rápidamente a su país de origen.

Tampoco se está admitiendo la condición de exiliados a los sirios; al contrario, proliferan como hongos múltiples “murallas de la vergüenza occidental” que está propiciando que todo el territorio terrestre fuera de sus fronteras se convierta en un “hipercampo de concentración” (de millones de km2) con vallas en las fronteras de los “civilizados y los democráticos EEUU y de la UE”. “Hipercampo de concentración” donde millones de personas mueren en una silenciada y olvidada hambruna, en número superior al de los campos de exterminio nazis, sólo que de forma silenciosa e invisible.

Incluso en los lejanos EEUU se ha permitido, de forma especial, que los ucranianos crucen el súper prohibido muro de México-EEUU, lo que supone una actitud supremacista y racista, pues los ucranianos son rubios y de ojos azules, y además mano de obra barata y con formación para occidente, y los latinos americanos son de una raza (mezclada) amerindia que se debe terminar de exterminar para que, al fin, todo el continente sea sólo de raza aria.

Y, en todo este contexto, se hace necesario recordar (aunque se trate de otro continente) que, a caballo entre los siglos XX y XXI (1998-2003), se produjo en el Congo la guerra del coltán, también llamada “genocidio congoleño“, que muy bien se podía denominar Tercera Guerra Mundial (absolutamente acallada y olvidada, pero Tercera Guerra Mundial al fin), pues los combatientes provenían de 9 naciones [2] y hubo 5 millones de muertos.

También se produjo un enorme atentado contra los DDHH: Solo en el año 2001 en la frontera entre Uganda y República Democrática del Congo (RDC) había cerca de 20.000 niños-soldado, y también miles de niños mineros del coltán, pagados ultra míseramente, 0,25 dólares al día. Además, la obtención de 1 kg de coltán (del que hoy todos los del primer mundo gozamos en nuestros adictivos móviles) costaba la muerte de 3 ó 4 niños. Un millón de mujeres fueron violadas, esclavizadas, torturadas, obligadas a embarazos o abortos forzados, etc.

Ante todo este desastroso holocausto, nuestro eurocentrismo-supremacismo-crecentismo no se dio por enterado porque los medios de información acallaron esta guerra mundial, o los pocos que se enteraron miraron, con mirada supremacista y racista, para otro lado, porque se trataba solo de africanos que no merecían atención. Mucha menos que la que hoy se está pregonando, con un ruido mediático ensordecedor, con los blancos europeos de Ucrania.

—-

Notas:

[1] El “espíritu banderosvski“, es más bien una ideología neo-nazi fundada por Stepán Bandera, un personaje histórico que participó en los años ¨40 en el holocausto nazi, practicado sobre los polacos y ucranianos. En 1929 Bandera ingresó en la Organización de Nacionalistas Ucranianos (OUN), donde asciende rápidamente a diversos cargos y en 1933 ya era jefe regional y comandante de la Organización Militar Ucraniana (UVO).

[2] “El término de “Guerra Mundial” usado oficialmente por la ONU equivale a que 5 o más países declaren la guerra a un objetivo que puede ser común o variado. (…). Lista de guerras mundiales: Cruzadas, Guerra de la Sucesión Española, Guerra de Sucesión Austriaca, Guerra de los Siete Años, Guerra de los Treinta Años, Guerras napoleónicas, Guerras de independencia hispanoamericanas, Las llamadas 1ª y 2ª Guerras mundiales, Guerra Fría, Guerra contra el terrorismo”. Tomado de https://es.wikipedia.org/wiki/Guerra_mundial#Lista_de_guerras_mundiales. Como se ve. en este listado se olvidaron de la Guerra del Coltán, así de olvidada y oculta quedó esta Tercer Guerra Mundial. A demás según se desprende del recién listado, resulta que las Primera y Segunda Guerras Mundiales no fueron ni las primeras ni la segundas.

* Julio García Camarero es doctor en Geografía por la Universidad de Valencia y miembro fundador de la primera asociación ecologista de Valencia, AVIAT.

Fuente: lahaine.org

DEJA UN COMENTARIO (si eres fascista, oportunista, revisionista, liberal, maleducado, trol o extraterrestre, no pierdas tiempo; tu mensaje no se publicará)

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Últimas noticias

Millones de ucranianos sufren desnutrición y Occidente se apresura a retirar cereales del país

El Centro de Coordinación Interinstitucional de la Federación de Rusia para la Respuesta Humanitaria informó que la situación humanitaria en las regiones ucranianas controladas por Kiev está empeorando drásticamente, acercándose a un punto crítico, mientras las autoridades del país y Occidente están agravando el problema.

Le puede interesar: