Alcalde de Madrid cae en trampa telefónica: dice querer “castigar a los bastardos rusos” en España y sopesa ayudar a deportar refugiados ucranianos

Publicado:

José Luis Martínez-Almeida se convirtió en una nueva 'víctima' de 2 bromistas rusos, que se hicieron pasar por su homólogo de Kiev, Vitali Klichkó.

Noticias populares

El alcalde de Madrid, José Luis Martínez-Almeida, habló con dos bromistas rusos, Vladímir Kuznetsov y Alekséi Stoliarov, apodados ‘Vován’ y ‘Lexus’, que se hicieron pasar por su homólogo de Kiev, Vitali Klichkó. Durante la conversación, que fue presentada este miércoles, el político del Partido Popular llamó “bastardos” a los rusos residentes en España y dijo que era posible enviar de vuelta a su país a los refugiados ucranianos para que luchen en el frente.

Al principio de la conversación, los humoristas le preguntaron si las autoridades madrileñas tenían forma de incautar bienes inmuebles de ciudadanos rusos para entregarlos a los ucranianos de forma gratis. Martínez-Almeida respondió que se han activado todos los recursos para “realizar todas las resoluciones de la Unión Europea” relacionadas con los rusos, agregando que no han “identificado más bienes inmuebles” pertenecientes a rusos en Madrid.

“Creo que es necesario castigar a los bastardos rusos aquí en España y en Madrid”, dijo, al ser preguntado sobre su postura al respecto.

Asimismo, los bromistas le preguntaron al alcalde de Madrid si las autoridades de la capital podían deportar a Ucrania a los ucranianos para que participaran en las hostilidades. “¿Puede Madrid ayudarnos con la deportación de los hombres ucranianos a Ucrania?” que “no deberían relajarse en las playas de España”, sino su tarea “es morir en el campo de batalla o ganar esta guerra”, preguntaron. Martínez-Almeida contestó: “Por supuesto, no creo que sea un problema”. En su opinión, “es necesario proporcionar más soldados para luchar contra Rusia” y, de ser necesario, Madrid tiene la capacidad de “proporcionar el transporte para deportar a la gente a Ucrania”.

Durante la conversación, el político madrileño reconoció que los precios, particularmente del petróleo y gas, han crecido significativamente en España a raíz del conflicto en Ucrania y las sanciones antirrusas. “Los precios aquí en España han crecido mucho”, señaló, revelando que este crecimiento no ha tenido precedentes en los últimos 30 años.

Cabe señalar que, a finales de junio, fuentes de EFE en el Ayuntamiento de Madrid señalaron que las autoridades capitalinas presentaron una denuncia ante la Policía por un presunto delito de suplantación de identidad de Klichkó. Desde el Consistorio indicaron que la conversación fue interrumpida cuando quedó claro que se trataba de un impostor.

Según la agencia, Martínez-Almeida calificó de “absolutamente intolerable” este tipo de acciones.

spot_img

3 COMENTARIOS

  1. Por intentar sacar algo positivo de esa sarta de estupideces del “carapolla” hago notar a todos que al menos este estúpido habla ingles mejor que Ana Botella.
    ¿En qué leches pensáis los habitantes de Madrid (la mayoría no madrileños) para botar a semejantes botarates?

  2. “Desde el Consistorio indicaron que la conversación fue interrumpida cuando quedó claro que se trataba de un impostor.”(sic)
    Sí, tan agudo e inteligente es el “carapolla” que necesitó que le repitieran hasta 3 veces “que había chupado la polla al bromista” y que se la iba a chupar también al embajador.
    ¡Que reflejos, que agilidad mental para captar la chanza!

DEJA UN COMENTARIO (si eres fascista, oportunista, revisionista, liberal, maleducado, trol o extraterrestre, no pierdas tiempo; tu mensaje no se publicará)

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Últimas noticias

Vietnam aboga en ONU por multilateralismo y cooperación

La necesidad existente hoy de promover el multilateralismo y la cooperación internacional de manera abierta, inclusiva, justa y mutuamente beneficiosa, fue resaltada aquí por el viceprimer ministro de Vietnam, Pham Binh Minh.