Violencia sexual y racismo estructural

Publicado:

Denuncias recientes de agresiones padecidas por niñas de las etnias Nukak Maku y Jiw en el Guaviare, evidenciaron graves casos de violación y violencia sexual a las que son sometidas y que vinculan directamente a las Fuerzas Armadas.

Noticias populares

Violeta Arango.— Anunciaron investigaciones judiciales, sin embargo las soluciones no han llegado porque el Estado colombiano no genera ningún tipo de protección a las comunidades indígenas, por el rezago de racismo estructural traducido en la carencia y poca construcción de herramientas políticas, basadas en el entendimiento cabal de las visiones y relaciones sociales de las etnias; por el contrario desde el Estado se ocasiona, profundiza, auspicia y vulnera toda la territorialidad indígena, incluyendo los propios cuerpos de sus mujeres.

 

A los Nukak, como con todas las etnias en Colombia, se les ha sacado de sus territorios e impedido el desarrollo de sus tradiciones ancestrales, confinando estos pueblos en entornos altamente conflictivos, desplazados, violentados y asesinados de manera sistemática y continua.

Para las comunidades indígenas la relación con el territorio es fundamental, la tierra es la vida y la fuente de toda su construcción cosmogónica. Este principio básico es totalmente desconocido y vulnerado por las lógicas de un modelo económico devastador, totalmente opuesto a estos pensamientos profundos y ancestrales. Es decir, el modelo se impone y avasalla, somete y segrega comunidades enteras, dinámica que se extiende por varios siglos.

Ese mismo modelo de despojo genera conflicto social, económico, ambiental, político y armado, del cual el Estado es responsable por su continuidad y las comunidades de los territorios las víctimas de todas las expresiones y formas en las que se traduce dicho conflicto. Esta violencia estructural en contra de los indígenas y la aquiescencia del establecimiento es la configuración de un etnocidio soterrado, que solo se visibiliza por momentos, generalmente cuando la violencia es la respuesta de los agredidos o cuando las agresiones llegan a altos niveles de barbarie.

Esta es una realidad que aún no cambia y que no avizora cambios posibles, por el contrario aumenta y se sigue fortaleciendo el racismo que niega a los pueblos indígenas, permitiendo que el despojo y la violencia los siga exterminando.

1 COMENTARIO

  1. Valoro que el camarada Petro está haciendo mucho con tampoco, una de las cosas que lo atan es la Constitución Política echa a la medida de los gobiernos neoliberales. La violencia estructural desgraciadamente tarde mucho en deshacerla, pero más pronto que tarde llegara la justicia a estos pueblos originarios, especialmente a los Novak,.-

DEJA UN COMENTARIO (si eres fascista, oportunista, revisionista, liberal, maleducado, trol o extraterrestre, no pierdas tiempo; tu mensaje no se publicará)

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Últimas noticias

Más de 5.000 estudiantes palestinos han sido asesinados por Israel

Reportaron otros 9.193 heridos desde la fecha que marca el inicio de la más reciente oleada de ataques israelíes contra Gaza.