Declaración final de la 28ª Sesión Plenaria de la Conferencia Internacional de Partidos y Organizaciones Marxista Leninistas – CIPOML

Publicado:

Noticias populares

28ª Conferencia CIPOML llama a la clase obrera y a los pueblos a la unidad y a la lucha contra la burguesía y el imperialismo

La 28 Conferencia de la CIPOML fue convocada en las condiciones de la intensificación del enfrentamiento entre los imperialistas, que se unen como bloques rivales. Después de cuatro días de trabajo productivo discutiendo los problemas en la agenda de la clase obrera y de nuestros pueblos, la Conferencia tomó decisiones unánimes sobre las soluciones a los problemas.

Nuestra Conferencia está decidida a librar una lucha ideológica abierta e intransigente contra todas las opiniones y tendencias calumniosas y engañosas capaces de desviar la unidad y las luchas de la clase obrera y de los pueblos trabajadores del mundo.

***

Estamos siendo testigos de una evolución que no puede subestimarse en la redistribución económica del mundo según los poderes cambiantes de los imperialistas. Rusia no toleró la apertura de Ucrania a la expansión de EEUU y la UE y su ingreso en la OTAN. Invadió este país. Ahora hay una guerra imperialista en Ucrania, con EEUU, Gran Bretaña y los países europeos y su organización de guerra OTAN por un lado, y Rusia, apoyada por China, por el otro. Israel, con el pleno apoyo de EE.UU., Gran Bretaña, Japón, Australia, Canadá y los imperialistas europeos, está librando una temeraria guerra de agresión contra el pueblo palestino, cuya tierra ocupa, y está cometiendo un genocidio. La agresión del sionismo israelí, apoyada por la gran mayoría de los imperialistas, especialmente los EE. Mientras los imperialistas luchan en Siria y Libia a través de sus apoderados, los conflictos locales en África y los sucesivos golpes de Estado son la prueba de que los conflictos imperialistas por la redivisión del continente continúan. China, por ejemplo, compite ahora con los imperialistas dominantes de estos continentes en Asia, África y América Latina. Con sus inversiones, préstamos y créditos, está desafiando al imperialismo estadounidense en particular. Hasta ahora, la respuesta ha sido una escalada de guerras comerciales seguida de la revisión de las cadenas de suministro y las rutas de transporte, y de barreras a la inversión y la transferencia de tecnología.

La tendencia de los imperialistas a desafiarse mutuamente se ve en el aumento de los gastos en armamento. Los imperialistas, armados hasta los dientes, prueban nuevas armas y aceleran la producción de armamento mientras agotan sus viejos arsenales en guerras como la de Ucrania. Los imperialistas no sólo aceleran el armamento y realizan enormes inversiones en complejos militar-industriales, sino que han emprendido la militarización de la sociedad capitalista extendiendo el militarismo a todos los ámbitos.

Estas consecuencias directas del conflicto interimperialista tienen un impacto negativo en la economía mundial. Los gastos en armamento a costa del pueblo, que supuestamente deben estimular la producción, en realidad desempeñan un papel destructivo en la economía. Además, no sólo Alemania, que dejó de comprar gas a Rusia, lleva dos años intentando recuperar su economía. Desde el año pasado, la tasa de crecimiento del volumen del comercio mundial ha ido cayendo. La ralentización de las tasas de crecimiento también afecta a la producción industrial. Además, dos grandes bancos estadounidenses y uno suizo acaban de quebrar. Estos tópicos son sintomáticos de la decadencia general del capitalismo.

Sin duda, las contradicciones y los conflictos entre los imperialistas no son la única razón de la ralentización del desarrollo de la economía capitalista. El sistema imperialista capitalista basado en la explotación y el saqueo produce crisis constantemente. La finalidad de la producción capitalista es aumentar los beneficios de los monopolios, y ésta es la raíz de todos los males. Las contradicciones y conflictos cada vez más agudos entre los imperialistas, junto con las crisis capitalistas, un ejemplo de las cuales se presenció en 2021, profundizan la crisis general del capitalismo. La crisis general del capitalismo agrava todas sus contradicciones económicas, financieras, sociales, políticas… y sus efectos.

Los problemas de la economía mundial, agravados por la intensificación de las contradicciones entre los imperialistas, así como la explotación monopolista y las imposiciones, hacen más difíciles las condiciones de vida y de trabajo de las masas explotadas.

Las viejas pretensiones de la burguesía internacional y de los ideólogos del capitalismo prometiendo paz y prosperidad han quedado atrás. El dominio del capitalismo, que está disparando la inflación y precipitándose de nuevo en la recesión, confirma que los problemas sociales son insolubles en el marco de este sistema. Los salarios reales caen, la pobreza se generaliza y se extiende, incluso en los países capitalistas avanzados.

La clase trabajadora y los pueblos oprimidos del mundo están sumidos en la pobreza provocada por la caída de los salarios, los recortes en los servicios sociales y las nuevas subidas de impuestos. Cada vez les resulta más difícil cubrir sus necesidades de alimentación, vivienda y calefacción.

Una consecuencia directa de los males del capitalismo y de los ataques de la burguesía contra los trabajadores y los pueblos es el renacimiento del movimiento obrero mundial. Ahora, la proletariado, hasta en los países más desarrollados, se está posicionando contra la agresión capitalista dirigida contra ella. El movimiento obrero masivo y las huelgas en Estados Unidos, Gran Bretaña y Francia son la prueba de que los ataques no quedan sin respuesta.

Frente al creciente movimiento proletariado, la burguesía de muchos países tiende a despojarse de la máscara de la “democracia” y a reintroducir el fascismo. La promulgación de nuevas medidas reaccionarias se suceden y crece la necesidad de luchar contra el fascismo. La lucha contra el fascismo es parte integrante de la lucha contra la burguesía y el imperialismo.

Por otra parte, ninguno de los imperialistas, empeñados en redividir el mundo, es amigo de los proletariado y de los pueblos. Todos son explotadores y saqueadores. Les interesa enfrentarse entre sí, apoderarse de las riquezas de los pueblos y ampliar sus esferas de dominación. Los que dicen ser amigos de los pueblos y acudir en su ayuda sólo mienten.

Las potencias imperialistas que se enfrentan no tienen nada de bueno. La ambición imperialista de redividir el mundo y saquear a los pueblos sólo prepara una nueva guerra imperialista. El CIPOML advierte a los pueblos del mundo contra el peligro de la tercera guerra mundial.

La CIPOML llama a la clase obrera y a los pueblos oprimidos del mundo a luchar contra todos los imperialistas que codician sus fuentes de riqueza.

CIPOML declara una vez más que apoya a todos los pueblos oprimidos y las luchas de liberación, especialmente a los pueblos palestino, kurdo, cubano y venezolano.

Nuestra conferencia llama a los trabajadores de todos los países a unirse y organizarse para luchar contra el capitalismo y derrocar el dominio del capital, sin depositar sus esperanzas en ningún partido burgués o imperialista.

Nuestra conferencia hace un llamamiento a los pueblos y naciones oprimidos del mundo para que eleven su lucha por la liberación social y nacional.

Declaración final de la 28ª Conferencia CIPOML

Fuente: cipoml.net
spot_img

DEJA UN COMENTARIO (si eres fascista, oportunista, revisionista, liberal, maleducado, trol o extraterrestre, no pierdas tiempo; tu mensaje no se publicará)

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Últimas noticias

Suena silbatazo final del certamen phygital Fútbol por la Amistad

El silbatazo final del programa social internacional para niños Fútbol por la Amistad se escuchó ayer en la sede principal de los primeros Juegos del Futuro Rusia 2024.