Pablo Hasèl:¿Cómo se puede llamar a la lucha y olvidar a quienes padecemos la represión por luchar?

Publicado:

Noticias populares

“El aumento de ganancias multimillonarias de esa minoría de parásitos explotadores ha sido a costa de generalizar aún más la pobreza”

 

“Existe un creciente interés por el Comunismo -aunque una parte importante del potencial sea anulado por el revisionismo legalista- y la agudización de las condiciones objetivas sumada al fortalecimiento de la organización revolucionaria vaticina revueltas importantes a corto o medio plazo”.

“No tenemos otra salida que la organización independiente, es decir, desligada de partidos y sindicatos domesticados, que no esté tutelada por los capitalistas y sus colaboradores”.

“Que ‘la socialdemocracia es la pata izquierda del fascismo’, como denunciaron Stalin y otros tantos comunistas, ha quedado sobradamente probado y hoy aún lo vemos claramente con Podemos, Sumar y derivados perpetuando numerosas leyes fascistas”.

“Hay que denunciar que supone una contradicción insostenible decirse progresista o que se aspira a una república más justa como pregona ERC, y luego olvidar a tantos presos políticos y represaliados que hemos peleado por ello. Especialmente a los presos políticos gravemente enfermos que llevan décadas secuestrados como Manuel Pérez Martínez, Mónica Refoxos, Lucio García Blanco, María José Baños y tantos más”

Juanjo Basterra, kazetaria eta m. soziala * E.H

Pablo Hasèl (Pablo Rivadulla Duró) ha cumplido 3 años en prisión, casi la mitad de la condena. “Me quedan 3 años y 2 meses, que cumpliré hasta el último día sin beneficios penitenciarios que reduzcan la condena, como cualquier otro preso político que no se arrepienta”, afirma en una entrevista con Sare Antifaxista. Está al día de lo que ocurre en el mundo social, económico y político, aunque la “enfermedad estomacal” que padece le provoca “mucho cansancio”, indica que “saco fuerzas de la rabia y de las ganas de continuar luchando”.

Llama a luchar, a organizarse. “En este contexto insoportable para amplios sectores con cada día más hartazgo, es una gran oportunidad para generar conciencia y no estamos como para desaprovecharla”, porque, a su juicio, “no tenemos otra salida que la organización independiente, es decir, desligada de partidos y sindicatos domesticados, que no esté tutelada por los capitalistas y sus colaboradores”, a quienes denomina “socorristas del capitalismo”. Hasèl reconoce que “tanto el Govern catalán como el español y el régimen del que forman parte, comparten el mismo objetivo: aniquilar la lucha” y, entre otras cosas, con el tema de la amnistía señala que “hay que denunciar que supone una contradicción insostenible decirse progresista o que se aspira a una república más justa como pregona ERC, y luego olvidar a tantos presos políticos y represaliados que hemos peleado por ello. Especialmente a los presos políticos gravemente enfermos”. Con lo que concluye “¿Cómo se puede llamar a la lucha y olvidar a quienes padecemos la represión por luchar? Es una de las líneas divisorias entre las organizaciones que blanquean la opresión y las revolucionarias”.

Reclama la vigencia del comunismo y llama al “boicot activo a su farsa electoral para no legitimarla y construir organización al margen de los culpables para defender nuestros intereses como pueblo y como clase”.

Antes que nada, ¿cómo te encuentras de salud?

Tras un año con una medicación fuerte no he mejorado lo que debería. Así que ahora han de realizarme más pruebas y cambiarla. En una enfermedad estomacal crónica, la buena alimentación es fundamental y aquí es imposible. Provoca mucho cansancio, pero saco fuerzas de la rabia y de las ganas de continuar luchando.

¿Cuánto tiempo te queda por cumplir? ¿Todo eso de la amnistía te valdría de algo?

Me quedan 3 años y 2 meses que cumpliré hasta el último día sin beneficios penitenciarios que reduzcan la condena, como cualquier otro preso político que no se arrepienta. A no ser que la solidaridad conquiste nuestra libertad.

Tengo una causa de 3 años que según sus parámetros debería entrar en esta amnistía parcial porque tiene todo que ver con el 1 de Octubre. Empezó cuando la Guardia Urbana de Lleida dio una brutal paliza a un compañero de militancia por encartelar a favor del referéndum de autodeterminación. Lo denuncié en mis redes y difundí las fotografías del falso testigo con el que se encubrieron los policías. Aparecía posando con armas de fuego llamando a la violencia contra manifestantes de izquierdas e independentistas. Tiempo después intentó agredirme. Encima fui yo el condenado por obstrucción a la justicia. Aún así dudamos que lo incluyan en la amnistía, han hecho todo lo posible para alargarme el presidio. Como todo, dependerá de la presión que haya.

Desde la cárcel, ¿cómo ves la situación política, económica y social en Catalunya y el Estado español?

Hay un severo deterioro objetivo de las condiciones de vida que se impone con aún más recortes de libertades y una intensificación de la manipulación mediática. El empeño aún mayor en idiotizar al personal puede percibirse nítidamente también en el mundo del arte y de la cultura, cada día más degenerado para embrutecer a la clase trabajadora y alejarla de posicionamientos revolucionarios. Los opresores son conscientes de que la situación que imponen es un polvorín y no escatiman medios en atrasar los estallidos a base de terror, ignorancia, desinformación e individualismo. Además de repartir algunas migajas para calmar un poco el descontento, con la fiel ayuda de su “izquierda” domesticada y sus sindicatos corrompidos hasta la médula que aún logran confundir, desmovilizar y apagar muchos fuegos.

Pero lógicamente sus artimañas no bastan con todo el mundo y van surgiendo interesantes luchas populares al margen de los culpables, cuyo desarrollo dependerá de la influencia revolucionaria. Existe un creciente interés por el Comunismo -aunque una parte importante del potencial sea anulado por el revisionismo legalista- y la agudización de las condiciones objetivas sumada al fortalecimiento de la organización revolucionaria, vaticina revueltas importantes a corto o medio plazo. Los primeros que se preparan para ello son los capitalistas y sus esbirros, que además han visto como en varios países ya se están produciendo estallidos o han sucedido recientemente. El arsenal represivo aumentado la pasada legislatura por el PSOE y su muleta podemita, lo deja muy claro.

Además, esta fase del capitalismo es inseparable de la guerra imperialista. Agresiones intolerables que financiamos nosotros con millonadas astronómicas que no se invierten en sanidad u otras necesidades básicas. El armamento que este Gobierno ha proporcionado a los fascistas ucranianos no solo nos cuesta un ojo de la cara, también ayuda a perpetuar la barbarie. Una guerra provocada por la OTAN -como tantas otras- sirviendo principalmente al interés de los yanquis obsesionados con destruir a Rusia, apropiarse de sus recursos, controlar la zona, etc. Con una UE, que no es más que un club mafioso de negocios sucios y criminales, que lleva muchos años prestando todo tipo de ayuda a los nazis ucranianos para dar un golpe de Estado y masacrar al Donbass. La gravísima compra-venta de armamento con Israel que el Gobierno de PSOE-UP no solo no detuvo sino que aumentó, también es otro ejemplo de cómo el imperialismo es un problema de primer orden. La estrecha colaboración en materia represiva con los sionistas también nos afecta mucho, pues perfeccionan su represión compartiendo armamento, tecnología y entrenamiento. Algo poco conocido y que también explica la tibieza cómplice del Gobierno ante la intensificación del genocidio y del apartheid contra los palestinos.

Por todo ello y mucho más que llevaría a extenderme demasiado, urge prepararse para plantar cara. Tanto el Govern catalán como el español y el régimen del que forman parte, comparten el mismo objetivo: aniquilar la lucha, la que nos beneficia y perjudica a los intereses de la oligarquía a la que sirven. Si algo demuestran es que a la hora de la verdad todos se unen para tal fin. Evitarlo demanda nuestra implicación y esfuerzo. Este contexto insoportable para amplios sectores con cada día más hartazgo es una gran oportunidad para generar conciencia y no estamos como para desaprovecharla.

El nuevo Gobierno español, autodenominado progresista, ahora depende de muchos partidos, pero ¿ves que eso beneficiará a la población, a la clase trabajadora?

Si algo pone de relieve la pasada legislatura es que este Gobierno se opone al auténtico progresismo, incompatible con la vulneración de derechos y libertades fundamentales, con la falta tan flagrante de bienestar colectivo. Su Ministra -ya ex- de Economía, Nadia Calviño, presumía de que con su Gobierno es cuando mejor les ha ido a las grandes empresas por los récords de beneficios. Ilustra muy bien la función de estos farsantes. Evidentemente el aumento de ganancias multimillonarias de esa minoría de parásitos explotadores ha sido a costa de generalizar aún más la pobreza. Más allá de sus insultantes campañas de marketing, ahí están los datos, la realidad. Mientras se pavonean del pírrico aumento de sueldos y pensiones, los precios de las necesidades básicas se han disparado tanto que se ha perdido poder adquisitivo. Ese es el truco: te quito 10, luego ofrezco 3 y encima me cuelgo la medalla. Un juego de trileros que hay que desenmascarar alto y claro.

La lista de promesas electorales incumplidas añade aún más motivos al boicot que merecen. Siguen los desahucios, el precio de la vivienda se come todo o una gran parte del sueldo, las condiciones laborales ni se acercan a la dignidad, la situación de la sanidad es literalmente criminal porque evita que se salven muchas más vidas, ampliaron la ley Mordaza con la “ley Mordaza digital”, aprobaron la fascista “ley de Seguridad Nacional”, no han derogado los delitos de expresión, han aumentado el presupuesto en represión y el militar una barbaridad, han blanqueado aún más a la monarquía y un largo etc que los retrata como explícitos enemigos de la clase trabajadora. Con aún más peligro que PP y VOX porque van más disfrazados y por ello desmovilizan más. Han hecho muchísimo más daño a los movimientos sociales, a la causa popular, que quienes abiertamente se reconocen de derechas. Porque a Podemos o a Sumar los han creído muchas personas que defendían cuestiones justas y a quienes PP o VOX no han podido engañar. El 15-M del que se aprovecharon esos trepas, surgió también contra un Gobierno del PSOE muy desgastado. El PSOE se equiparaba al PP y ya tenía un colosal desprestigio entre la clase obrera y los sectores populares. Pero con la gran ayuda de los podemitas y multimillonarias campañas de marketing para resucitar a una de las patas principales del régimen, se han blanqueado muchísimo. Lo comprobé también en los movimientos sociales en los que militaba. Además han aprovechado bien el miedo a VOX para que mucha gente vote con la pinza en la nariz y para desviar la atención de sus políticas nefastas que precisamente ayudan a que VOX gane apoyo al aprovechar el descontento.

Uno de los “argumentos” más manidos para justificar el voto a estos socorristas del capitalismo, es que “son el mal menor”. Millones de personas lo repiten y por ello es importante desmontarlo. Primero porque parte de la intolerable premisa de que hay que aceptar un mal, que además en este caso son muchos males. Segundo porque ni tan solo es un mal menor por todo lo expuesto. Si frenan la movilización y la combatividad más que los opresores menos maquillados, alejan la solución en vez de acercarla. Tercero porque esa justificación oculta que hay más opciones: el boicot activo a su farsa electoral para no legitimarla y construir organización al margen de los culpables para defender nuestros intereses como pueblo y como clase. Aislar a estos reformistas que realmente ni logran reformas profundas y beneficiosas, es una de las tareas más acuciantes para poder debilitar al régimen y avanzar sin tantos frenos.

Oxfam Intermón hace unos días ha confirmado que en “España, el 10 % más rico de la población concentra más de la mitad de la riqueza, mientras que el 50% de los hogares más pobres apenas llegaba al 8 %”, ¿qué hace el Gobierno más progresista?

Pues hace todo lo posible para que la olla a presión no reviente bien fuerte y para ocultar que el Estado español está a la cabeza de los llamados “países desarrollados” en desigualdad, pobreza, represión y otras lacras. El colmo de los colmos es que venden esta situación como si viviéramos en algo semejante al paraíso. Es repugnante, constantemente se lanzan flores presumiendo de lo bien que va todo. Los cinco principales bancos han incrementado sus beneficios casi un 30% el pasado año, ¡superando los 26.000 millones de euros! Mientras tantas familias no pueden ni poner la calefacción o comer lo necesario. Cualquiera que no sea un adinerado psicópata o su esbirro, puede entender que hay que rebelarse ante esto y tanto más. La cuestión es que se propague el mensaje necesario y orientar el descontento. Limitarse a la queja en internet o con cuatro colegas no sirve para oponer la firme resistencia que necesitamos no solo para conquistar cosas, sino también para evitar que todo empeore aún más como pretenden. Desde la putrefacta UE han anunciado más recortes y los grandes capitalistas no dejarán de intentar arrebatarnos aún más para mantener o aumentar sus beneficios ilegítimos. Algo que también recuerda la importancia del boicot activo ante las cercanas elecciones europeas.

Es evidente que la clase trabajadora pierde poder adquisitivo, la desigualdad aumenta entre la élite económica y quienes están a ras de suelo que, además, sufren las peores condiciones laborales con una precariedad excesiva, aunque los voceros oficiales traten de ocultarlo. ¿Qué se te ocurre que debiera de hacer la clase trabajadora, porque por la vía actual no vamos a mejor?

Los casi 50 años de farsa electoral han puesto en evidencia que la participación en ese circo no soluciona absolutamente nada, sino todo lo contrario. Ni siquiera permiten que quepan en sus instituciones hechos y discursos revolucionarios que sirvan a la lucha consecuente en las calles, en los centros de trabajo y estudios, etc. Legitimar su falsa democracia y blanquearla causa un daño inmenso. Hace falta hablar claro la gente porque solo así se eleva la conciencia y se puede transmitir un contenido revolucionario de una forma sencilla y comprensible, a diferencia de lo que pregonan los oportunistas. Los sectores más avanzados de las masas tienen planteamientos más revolucionarios en varias cuestiones clave, que supuestas “vanguardias” de partidos “comunistas” que defienden el legalismo que nos asfixia sin fomentar la combatividad.

En ese hablar claro, está explicar que no tenemos otra salida que la organización independiente, es decir, desligada de partidos y sindicatos domesticados, que no esté tutelada por los capitalistas y sus colaboradores. La porquería reformista infectada de postmodernismo que fomentan, vende que la disciplina y la firme confrontación no son necesarias para conquistar, que hay que claudicar cuando llega la represión, que no es útil la desobediencia, etc. Por ello hoy es tan importante reivindicar estos principios -los que históricamente han hecho posibles numerosas victorias- para desarrollar un tipo de organización que nos permita hacer frente a tantas agresiones, avanzar y un día tomar el poder mediante una revolución y posterior República Popular que edifique el Socialismo. Como comunista, lógicamente creo y está demostrado que un Partido Comunista consecuente es una herramienta imprescindible para lograrlo. Todo ello el PCE (r) lleva muchos años defendiéndolo en el Estado español pese a sufrir una brutal represión. De ahí que pongan tanto empeño en intentar evitar que se conozcan su ejemplo y sus planteamientos.

Yendo a temas concretos, ¿crees que esa amnistía, que negocian Gobierno español, Junts y ERC directamente, afectará a todas las personas encausadas o encarceladas o será una pantomima para quedar bien? ¿No sería necesaria precisamente una amnistía total para todos los prisioneros políticos? Pero de eso no se habla.

La amnistía parcial que han pactado solo afectará -en el mejor de los casos- a quienes estén imputados por la lucha independentista o por la autodeterminación estos últimos años en Catalunya. Que son muchísimas personas y no es nada desdeñable, pero desde luego dista de ser la amnistía total que necesitamos. Sobre todo es importante conocer porqué se ha llegado a este escenario para valorar más el paso que supone y que sea empleado como revulsivo para lograr más, para aprovechar la coyuntura en pro de la reivindicación de la amnistía total u otras. Evitando así que la puedan emplear para desmovilizar y enmascararse más.

El vergonzoso pacto claudicador de los indultos a algunos líderes del procés a cambio de colaboracionismo y abandono de la lucha, fue tan explícito que cabreó mucho a amplios sectores del independentismo. Porque mientras olvidaba a miles de represaliados y el Govern reprimía a quienes continuábamos luchando, todas las promesas del ‘processisme’ se incumplieron. Eso, sumado a una creciente influencia de los planteamientos revolucionarios gracias al trabajo político, condujo a que se rozara el 50% de abstención en la farsa electoral autonómica e idénticas cifras en las generales por varias zonas clave del territorio catalán.

Ante este panorama los ‘politicuchos processistes’ se pusieron muy nerviosos y a parte de difamar contra las campañas por la abstención o boicot activo, diciendo que las impulsaba el CNI -ese al que sirven ellos reprimiendo domesticados-, dijeron que iban a pelear esta amnistía parcial para recuperar apoyo popular. No podían permitirse volver a centrarse solo en sus cargos políticos imputados. Sin esta abstención masiva y sin la presión solidaria, no podrían “librarse” tantas personas.

Valorar este avance sin caer en el “todo o nada” no implica olvidar al resto, cuando además hay que recordar que las leyes represivas no se han derogado y la represión continuará incesante. Precisamente es el mejor momento para difundir alto y claro que hay muchos miles de represaliados a lo largo y ancho del Estado que no han sido incluidos. Cuando además muchos de estos también hemos luchado por el derecho a la autodeterminación de forma consecuente, a diferencia de los traidores ‘processistes’. Hay que denunciar que supone una contradicción insostenible decirse progresista o que se aspira a una república más justa como pregona ERC, y luego olvidar a tantos presos políticos y represaliados que hemos peleado por ello. Especialmente a los presos políticos gravemente enfermos que llevan décadas secuestrados como Manuel Pérez Martínez, Mónica Refoxos, Lucio García Blanco, María José Baños y tantos más. Lo que más urge es conquistar su libertad porque es una cuestión de vida o muerte y además el Estado incumple su propia legalidad negándose a liberarlos con avanzadas edades y problemas graves de salud.

Aquellos que pretenden que la reivindicación de la amnistía total no sea una cuestión de primer orden, no pueden llenarse la boca de según qué cosas. ¿Cómo se puede llamar a la lucha y olvidar a quienes padecemos la represión por luchar? Es una de las líneas divisorias entre las organizaciones que blanquean la opresión y las revolucionarias. La solidaridad es un principio ineludible. En los últimos años se ha avanzado mucho al respecto pero lógicamente aún queda un enorme trabajo por hacer y este contexto es muy propicio. También teniendo en cuenta que en los próximos años la represión se intensificará y necesitamos fortalecer desde ya la organización antirrepresiva.

El fascismo sigue avanzando en la UE y en el Estado español. A la vista de lo que está ocurriendo, cuando ya el PP se quita la careta para competir con Vox, ¿dónde nos podemos agarrar los antifascistas, porque en el resto de partidos políticos han derivado a una socialdemocracia débil, que ha cedido el poder a la élite económica?

A la organización anteriormente citada, realmente antifascista. Que “la socialdemocracia es la pata izquierda del fascismo“, como denunciaron Stalin y otros tantos comunistas, ha quedado sobradamente probado y hoy aún lo vemos claramente con Podemos, Sumar y derivados perpetuando numerosas leyes fascistas. Este régimen tiene una particularidad esencial que no se puede pasar por alto en cualquier análisis riguroso al respecto: no hubo ruptura alguna con el fascismo, solo una reforma superficial. Eso es fundamental para entender porqué estamos como estamos, tantos casos como el mío, similares o incluso más sangrantes. La forma de dominación continua siendo fascista por más que sea encubierta. Tras la muerte de Franco, que no derrota del fascismo, estas últimas décadas se han vulnerado sistemáticamente todos los derechos y libertades a base de terror. Con incontables ejemplos del peor terrorismo de Estado totalmente impune, con una guerra sucia que se sigue practicando con múltiples formas aunque sea más enmascarada.

Así que aquí no hay peligro de que el fascismo llegue al poder como dicen algunos, ya están en auténtico poder y en la Audiencia Nacional -sostenida por absolutamente todos los partidos del régimen- lo saben bien. Otros Estados europeos con una historia distinta sí están en proceso de fascistización y aprueban leyes ultrarrepresivas que aquí ya existen desde hace muchísimos años. Es un disparate insostenible asegurar que solo VOX y algunos grupúsculos nazis son fascistas. Nadie discute que los GAL fueron fascismo puro y duro y los creó el PSOE, por ejemplo. De ahí y de tantas canalladas más, su ganado calificativo de socialfascistas. El fascismo tiene distintas máscaras pero todos machacan nuestras libertades políticas, en mayor o menor medida, según la coyuntura. Hoy con especial ahínco para confundir, anular la rabia e interés electoralista, quieren vendernos que este es un Gobierno antifascista. Habrá que recordar que incluso amparan a torturadores fascistas que siguen impunes, tienen las cárceles llenas de presos políticos antifascistas y la lista de represaliados no para de aumentar, no pelean por todos los derechos y libertades democráticas que desde el 39 no se han recuperado, impiden una verdadera memoria histórica, toleran el enaltecimiento del genocidio fascista incluso en las fuerzas armadas, nutren de armamento al nazismo ucraniano y al fascismo sionista, etc.

La guerra en Ucrania, el genocidio en Palestina…y los países están preocupados porque los buques de mercancías no pueden pasar por el Mar Rojo por los ataques de los hutíes en apoyo a Palestina, ¿estamos en un mundo de locos donde las mercancías valen más que las vidas de las personas?

Ya decía Marx que “el capitalismo destruye a sus dos fuentes de riqueza: la naturaleza y la humanidad”. En las protestas y revueltas que han estallado recientemente en varios países, se han podido leer o escuchar numerosas consignas contra el capitalismo. Es positivo que este sistema genocida, explotador y decadente se debilite perdiendo apoyo popular, eso favorece la actuación revolucionaria. A la vista está que morirán matando y que están dispuestos a cualquier atrocidad para obtener beneficios desorbitados. La oposición al imperialismo, por tanto la reivindicación de la salida de la UE y de la OTAN, también son una prioridad para cualquiera verdaderamente progresista.

Para tener garantizadas vidas dignas y salvar el planeta que están destruyendo a marchas aceleradas mientras pretenden vender que existe un “capitalismo verde” y hacen negocio con ello, además culpabilizando a la clase trabajadora y no a las multinacionales y multimillonarios que ejercen con diferencia la mayor contaminación, es necesario acabar para siempre con el capitalismo y cuanto antes. No maquillarlo y ser su muleta como la “izquierda” reformista. Nos sobran argumentos para que todo oprimido identifique a los culpables de su situación y aumente el rechazo permitiéndonos adelantar su derrumbe.

Como siempre te pedimos, si tienes algún poema o alguna canción recién sacada del horno para los lectores te lo agradecemos

El estribillo de una letra de rap titulada “Siempre en la trinchera”: “Siempre en la trinchera donde espera otra vida/su barbarie es pasajera y llena combatirla/Donde con la empatía herida aprendes a disparar/y siempre hay rebeldes mejorando este lugar/La defendemos a fuego, hay mucho en juego/no van a arrebatarnos el futuro mundo nuevo/Cada razón profunda inunda pasión guerrillera/Nos cavaron una tumba y la convertimos en trinchera/“.

https://sareantifaxista.blogspot.com/2024/02/pablo-hasel-tanto-el-govern-catalan.html

Fuente: lahaine.org

DEJA UN COMENTARIO (si eres fascista, oportunista, revisionista, liberal, maleducado, trol o extraterrestre, no pierdas tiempo; tu mensaje no se publicará)

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Últimas noticias

Zelensky en España: la reunión de un pseudopresidente con un gobierno de pseudoizquierda

La «ayuda a Ucrania» no es otra cosa que la complicidad con la masacre incentivada por la OTAN. Aparte de eso, es un gran negocio para las élites europeas y ucranianas…

Le puede interesar: