Tras asesinar a 36 mil personas, Netanyahu califica de “trágico error” el ataque mortal israelí en Rafah

Publicado:

El criminal neo-nazi, Benjamín Netanyahu, pronunció un discurso en el Parlamento y se refirió al ataque israelí en Rafah como un accidente trágico. El ataque acabó con la vida de al menos 45 personas, según los datos del movimiento Hamás.

Noticias populares

“Desde diciembre y hasta ahora, he recibido cinco solicitudes del equipo negociador para ampliar su mandato y aprobé todas y cada una de ellas”, declaró.

“Lo sucedido en Rafah es un trágico error”, indicó el mandatario israelí en un discurso a los parlamentarios por la petición de 40 de ellos, que obligan al primer ministro a explicarse sobre diferentes asuntos. “Estamos investigando el caso, esa es nuestra política”, añadió.

Mientras Netanyahu hablaba, algunos familiares de los rehenes israelíes y extranjeros secuestrados en Gaza por Hamás sostuvieron carteles con las fotos de las observadoras militares que permanecen secuestradas y una pancarta que decía: “Míralas a los ojos”.

Las autoridades sanitarias de Hamás en Gaza declararon que unas 45 personas murieron y decenas resultaron heridas en el ataque, y en un incendio subsiguiente que se extendió entre las tiendas de campaña en una zona humanitaria designada que alberga a civiles desplazados en la zona de Rafah.

Israel comentó que el ataque tuvo como objetivo un complejo de Hamás, que había efectivamente eliminado a dos comandantes islamistas y que está investigando el asunto.

Fuente: latamnews.la
spot_img

DEJA UN COMENTARIO (si eres fascista, oportunista, revisionista, liberal, maleducado, trol o extraterrestre, no pierdas tiempo; tu mensaje no se publicará)

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Últimas noticias

Consideración crítica de la realidad que expresan los resultados de las elecciones al Parlamento europeo del 9 de junio

Una primera frase que pudiera resumir lo que más adelante iremos situando, sería que, a pesar de la gravedad de la coyuntura política, económica y social que viven los pueblos de Europa, la gestión de su realidad – de sus intereses y necesidades- la siguen confiando a sus verdugos.