Compartir

Las fuerzas del gobierno sirio han continuado sus avances contra los terroristas del EI al este de Alepo y se han desplegado al borde de las regiones controladas por los combatientes kurdos cortando la única vía por la cual las fuerzas turcas y de sus aliados del Ejército Sirio Libre podrían alcanzar la ciudad de Manbij.

Las fuerzas del Ejército sirio expulsaron al EI fuera de la ciudad de Yubb al Jafa y expandieron su presencia en las regiones bajo el control de las Fuerzas Democráticas Sirias (FDS), dominadas por las milicias kurdas, en las ciudades de Umm Jarzreh y Huteh.

La toma de Yubb al Jafa ha cortado la carretera hacia Manbij impidiendo que las fuerzas turcas y de sus aliados puedan atacar la ciudad, dominada por los kurdos.

Las fuentes señalaron que la llegada del Ejército sirio a la frontera de las regiones dominadas por las FDS hará posible abrir corredores para transferir a civiles desde el este de la provincia de Alepo hacia la ciudad de Alepo y otras regiones que se hallan bajo el control de las fuerzas sirias.

Por su parte, Ahrar al Sharqiyah, una brigada afiliada al ESL, dijo en una declaración oficial que había perdido a cuatro combatientes en choques con las tropas sirias en el perímetro norte de Tadif el lunes.

Otras facciones del ESL y otros grupos terroristas así como las fuerzas turcas no dieron a conocer el número de sus bajas en los combates.

Dado que las fuerzas turcas no tienen ahora contacto con el EI ellas deberán decidir si detienen su avance o prefieren atacar al Ejército sirio o a las fuerzas kurdas. Esto, sin embargo, enfrentaría directamente a Turquía con Rusia o EEUU.

Por su parte, el Ejército sirio y las FDS, que se han encontrado en el sur de Manbij, no son hostiles entre sí y podrían cooperar juntos en la lucha contra las fuerzas turcas o el EI.

Las Fuerzas del Tigre podrían continuar ahora su avance hacia Deir Hafter, la última ciudad controlada por el EI en la provincia de Alepo.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here