Compartir

MOSCÚ (Sputnik) — El uso de la superbomba en Afganistán y los ataques contra la base aérea en Siria tiene a Rusia por destinatario, para que cambie su política, declaró el presidente adjunto del comité de Defensa del Senado ruso, Franz Klintsévich.

El senador llamó a catalogar el lanzamiento de la superbomba en Afganistán la víspera en el contexto de la estrategia política y militar de EEUU iniciada a partir de la llegada al poder de Donald Trump.

“Creo que ese hecho se suma al ataque con misiles de Siria, pues en el fondo se trata de demostraciones de fuerza, o de ‘actuaciones ejemplares’, cuyo único destinatario es Rusia”, dijo Klintsévich.

El político subrayó que si Washington piensa cambiar de ese modo el curso político de Moscú, “está muy equivocado”.

“Los estadounidenses deben parar, existe una muy alta probabilidad de que los intentos de incluir en ese guión macabro además a Corea del Norte puedan traer consecuencias impredecibles”, precisó el senador.

La víspera EEUU lanzó por primera vez la bomba GBU-43 sobre una red de túneles que los combatientes de Daesh utilizaban para desplazarse en Nangarhar.

Con una longitud de 9,17 metros y un diámetro de poco más de un metro, la GBU-43 pesa 9,5 toneladas y es el explosivo convencional más potente del mundo, por lo que fue bautizada como “la madre de todas las bombas”.

Tiene un poder equivalente a 11 toneladas de trilita y genera una onda expansiva que se extiende a un radio de 1,6 kilómetros.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here