Sólo Irán y Siria ayudaron a Líbano contra la ocupación israelí

262
0
Compartir

El secretario general de Hezbolá, Seyed Hasan Nasrolá, ha elogiado el apoyo de Irán y Siria a El Líbano en contra de la ocupación israelí.

En un discurso televisado ofrecido este jueves desde la ciudad meridional de Hermel con motivo del 17o aniversario de la liberación del sur de El Líbano de la ocupación israelí, el máximo responsable del Movimiento de Resistencia Islámica de El Líbano (Hezbolá) ha atribuido la victoria del año 2000 a la profunda cooperación entre el Ejército libanés y la Resistencia.

Al criticar el caso omiso de países árabes y organizaciones panárabes como la Liga Árabe (LA) o la Organización de Cooperación Islámica (OCI) a la agresión israelí contra El Líbano, Nasrolá alabó el apoyo de Irán y Siria al pueblo libanés durante la guerra desatada por los israelíes entre 1985 y 2000.

“Estados Unidos y el Occidente ayudaron a Israel a invadir El Líbano. Los únicos países que se mantuvieron al lado del pueblo libanés fueron Irán y Siria, mientras los países árabes nos negaron su apoyo”, ha explicado.

Nasrolá además atribuyó “esta gran victoria” ante los invasores israelíes a sacrificios del Ejército, la nación y la Resistencia, junto a otros movimientos nacionales.

También ha destacado como “muy importante” la voluntad del pueblo para combatir la ocupación israelí de 15 años, al recalcar que “la resistencia ante Israel depende de la firmeza en la decisión y la fe del pueblo”. “Hoy en día, el destino de los países y los gobiernos de la región es sellado por su propio pueblo”, ha apuntado.

El 25 de mayo del año 2000, la Resistencia Islámica de El Líbano derrotó a las fuerzas de ocupación del régimen israelí y las obligó a retirarse de los territorios libaneses ocupados. Este día es fiesta nacional en el país árabe y se ha denominado como el Día de la Resistencia y la Liberación.

Reunión de Riad buscaba amenazar a Irán y la Resistencia

En otro momento de su alocución, Nasrolá se ha referido a la reunión celebrada el 21 de mayo en Riad (la capital saudí), entre líderes de ciertos países musulmanes, así como el presidente de Estados Unidos, Donald Trump.

A su juicio, uno de los objetivos de esa cita era glorificar al mandatario estadounidense, a quien tildó de un “líder racista” que más “discriminó al Islam y las naciones árabes”.

Al denunciar la declaración final de la cumbre, Nasrolá ha reprobado que la cita además buscaba amenazar a Irán y el bloque de Resistencia en Siria e Irak. Si bien, ha asegurado que ese encuentro no influirá sobre la situación en la región.

“Mediante la cumbre, Arabia Saudí buscó protegerse del mundo, pues ya no es un secreto que Riad está detrás del extremismo, la creación de Al-Qaeda o Daesh (acrónimo en árabe de EIIL). Arabia Saudí sobornó a Trump para que aleje de este las acusaciones de ser el epicentro del terrorismo”, añade.

También ha denunciado la guerra lanzada en marzo de 2015 por el régimen de los Al Saud contra Yemen y los crímenes que cometen Riad y sus mercenarios contra la población civil en Yemen.

“Arabia Saudí está masacrando y causando sufrimientos al pueblo yemení”, ha resaltado, para luego calificar esta agresión saudí como “la clara señal del fracaso militar y político”.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here