Los manifestantes realizaron la protesta tras rumores sobre intentos para bloquear las aplicaciones de mensajería de Telegram y servicios de VPN en Rusia.

En la marcha, los rusos pidieron tanto la renuncia del jefe del Observatorio de Medios del país como la liberación de las personas detenidas por sus comentarios en las redes sociales.

El viernes, el Parlamento ruso aprobó una ley que prohíbe el uso de “anonimizadores”, servicios web que permiten acceder de manera anónima a los sitios bloqueados en el país.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here