Inicio Latinoamérica y Caribe Venezuela Imponer los intereses populares

Imponer los intereses populares

133
0
Compartir

Hay que luchar para que la ANC asuma un programa revolucionario

Tribuna Popular.- Para el Partido Comunista de Venezuela (PCV), con la elección de la Asamblea Nacional Constituyente (ANC) y la correlación de fuerzas que hay en su seno, se hace fundamental que el movimiento obrero y sindical clasista, así como las organizaciones que están impulsando el Frente Popular Antiimperialista y Antifascista (FPAA), luchen por que la ANC asuma las propuestas programáticas que se presentaron durante la campaña electoral.

Para el PCV, un aspecto central tiene que ver con el proceso de acumulación de fuerzas con miras a la consolidación de la unidad revolucionaria obrero-campesina y popular, en la perspectiva estratégica de que la profundización del proceso bolivariano debe apuntar hacia el objetivo de un nuevo Estado, de carácter democrático, popular y revolucionario, que tenga como eje central el poder popular.

Históricamente, los comunistas venezolanos han planteado la necesidad de acabar con el sistema presidencialista y avanzar hacia un sistema político donde la clase obrera y el pueblo trabajador de la ciudad y el campo determinen las principales líneas de actuación de la República.

Con esta base, en el marco de la ANC, el Partido del Gallo Rojo propone la constitución de un Consejo Nacional del Poder Popular, como instancia integradora y articuladora de las organizaciones y expresiones del incipiente poder popular, para que sea el órgano principal que ejerza el papel dirigente en la sociedad.

Correlación de fuerzas

Desde el propio momento de la convocatoria al proceso constituyente por parte del presidente Nicolás Maduro, el PCV aclaró que la ANC por sí sola no podía asumirse ni entenderse como la fuente de solución a todos los complejos problemas que vive nuestro país.

Los comunistas han afirmado con claridad que para que la agudización de la confrontación por el poder político en Venezuela se resuelva a favor de los intereses de la patria y del pueblo, es imprescindible la acción movilizada, consciente, organizada y combativa de las fuerzas patrióticas y revolucionarias, para contener y derrotar la violencia terrorista de la derecha fascista y las pretensiones conciliadoras de los sectores reformistas dentro del Gobierno.

Ante la correlación de fuerzas a lo interno de la ANC, donde no son predominantes los representantes genuinamente revolucionarios, se fortalece la tarea que se trazó el PCV de lograr una correlación de fuerzas social –que logre imponerse por su solidez, unidad y capacidad de lucha, más que por su número–, con hegemonía de la clase obrera, vanguardizada por los sectores más avanzados y firmes, para producir los cambios profundos que se requieren y lograr las soluciones de fondo a los problemas urgentes de todo el pueblo y a los estructurales del país.

En ese sentido, el PCV enfatizó que es fundamental no tener una actitud reactiva ante el accionar y los debates dentro de la ANC, sino que las fuerzas revolucionarias presionen para que esta nueva instancia, con todas las prerrogativas que tiene, asuma realmente una agenda popular.

Derechos del pueblo

El Partido del Gallo Rojo ratificó sus propuestas centrales, basadas en la instauración de control obrero y popular sobre los procesos de producción, distribución y comercialización de bienes y servicios.

En el marco de la actual crisis del capitalismo dependiente venezolano, el PCV resaltó que en el ámbito económico se precisa establecer un sistema de planificación central-participativo, nacionalizar la banca y el comercio exterior, para dejar de entregar los dólares de la República a la burguesía y que esos recursos sirvan para el desarrollo productivo y soberano del país. Adicionalmente, lo referido a un nuevo sistema tributario, que peche a los capitalistas y que desmonte los impuestos regresivos y antipopulares, como el IVA.

Simultáneamente, urge el establecimiento un sistema de abastecimiento de alimentos y medicinas, bajo control obrero-popular, además de asegurar una política efectiva de control de las estructuras de costos, precios y ganancias en todas las cadenas.

El PCV puntualizó que la ANC debe revertir decisiones que se han tomado y que golpean los intereses de los trabajadores y del pueblo, como es el caso de los despidos ilegales e injustificados que se han efectuado en los sectores público y privado, para garantizar el ejercicio de los derechos colectivos, a la libertad sindical y a la negociación colectiva de las y los trabajadores.

https://issuu.com/tribuna_popular/docs/tp_2982/7

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here