Cinco niños rusos de los rescatados por el Ejército iraquí durante la liberación de Mosul, llegaron a Moscú para reencontrarse con sus familias. Los menores habían sido llevados a la zona de conflicto por sus padres, quienes se unieron a las filas del Estado Islámico. Se estima que los pequeños pasaron más de un año en áreas de guerra. Junto a ellos, otros tres menores y cuatro mujeres regresaron al territorio ruso esta semana.

Dejar respuesta

Por favor, escriba su comentario
Por favor, indique su nombre o seudónimo

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.