Al-Fatah, movimiento del presidente palestino, Mahmud Abás, llama a manifestarse el próximo miércoles en Al-Quds (Jerusalén) contra la visita de Mike Pence.

El Movimiento Nacional de Liberación de Palestina Al-Fatah tacha de deplorable la visita programada del vicepresidente estadounidense, Mike Pence, a Al-Quds, más cuando Washington considera que el Muro de las Lamentaciones pertenece al régimen israelí.

“Llamamos a la manifestación el miércoles a las entradas de Jerusalén (Al-Quds) y de la Ciudad Vieja contra la visita del vicepresidente estadounidense y la decisión del presidente Donald Trump”, dice un comunicado de Al-Fatah emitido este sábado.

El movimiento insta también a los palestinos a bloquear las carreteras de circunvalación de Al-Quds para evitar que los colonos judíos puedan acceder a los territorios ocupados entre el lunes y el jueves.

La decisión de dejar incomunicados a los colonos tiene como objeto evitar que se produzcan nuevos enfrentamientos entre estos y la población autóctona de los territorios palestinos ocupados, reza el texto.

El documento hace hincapié en la necesidad de manifestarse en cada rincón de la urbe a fin de mostrar el rechazo colectivo de los palestinos por dos razones: la primera, la recién decisión del presidente Donald Trump de reconocer Al-Quds como capital de Israel, y la segunda, el asunto sobre el Muro de las Lamentaciones.

Estas marchas se sumarán a las de esta jornada, en la que miles de palestinos participaron en los funerales de dos de los cuatro compatriotas muertos el viernes a manos de soldados israelíes en la Cisjordania ocupada y en la franja de Gaza.

Pence, que visitará Egipto y el régimen de Israel, anuló la cita palestina de su gira tras la negativa de Abás a recibirlo en señal de protesta contra la decisión de Trump.

Los palestinos consideran que estas decisiones no solo perjudican las negociaciones de paz entre Palestina e Israel, sino que, además, les niega la soberanía del lado oriental de Al-Quds, ocupada y anexionada por régimen de Tel Aviv en la guerra de los Seis Días (1967).

Este hecho preocupa mucho a la Autoridad Palestina, en particular a su presidente, pues es un obstáculo para avanzar en las negociaciones futuras con el objetivo de restablecer Al-Quds como capital del futuro Estado palestino.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Conoce cómo se procesan los datos de tus comentarios.