Rusia denuncia plan estadounidense para vender sus avanzados sistemas Aegis Ashore a Japón y lo considera parte de un gran plan de Washington para promover ‘un global sistema antimisiles’, que ‘viola’ un tratado de armas suscrito entre ambos países.

La portavoz de la Cancillería rusa, María Zajárova, ha destacado que para el Kremlin, esta decisión de la Casa Blanca “forma parte de un mayor plan estadounidense para un sistema antimisiles global”.

Semejantes medidas adoptadas por Washington, ha advertido Zajárova, suponen una violación al Tratado de Fuerzas Nucleares de Alcance Intermedio (INF, por sus siglas en inglés), pactado en 1987 entre Estados Unidos y la ya desaparecida Unión de Repúblicas Socialistas Soviéticas (URSS).

“Necesitamos considerar que todos los sistemas poseen lanzadores blindados universales que pueden usar todo tipo de misiles. Eso significa otra violación al Tratado INF y nosotros consideramos a Japón como un cómplice en este asunto”, ha indicado.

El Gobierno de Japón aprobó el pasado 19 de diciembre un plan para comprar dos escudos antimisiles Aegis Ashore, que se sumarán a los sistemas de defensa antimisiles Patriot, también de fabricación estadounidense, y cuatro destructores equipados con el avanzado sistema de radares Aegis.

El aventurismo del Gobierno nipón en materia de reforzar su poder “defensivo” ha preocupado a otros países de la región, incluidos Corea del Norte y China.

Pyongyang señala que Tokio usa una supuesta “amenaza” norcoreana para promover sus acciones bélicas en la región de Asia, mientras que China recomienda a Japón que mantenga como base de su doctrina militar el principio, en virtud del cual, sus Fuerzas Armadas están orientadas exclusivamente a la defensa, a fin de no faltar a su compromiso en el camino del desarrollo pacífico.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.