Compartir

MOSCÚ (Sputnik) — Rusia califica de inadmisible la exigencia de EEUU para que RIA Global se registre como agente extranjero, según se desprende de un comunicado de la embajada rusa en EEUU.

El 10 de enero se dio a conocer que el Departamento de Justicia de EEUU había obligado a la compañía socio de la agencia y radio Sputnik, RIA Global LLC, registrarse como agente extranjero alegando “a sus actividades políticas en Estados Unidos”.

“Consideramos inadmisibles estas acciones, las calificamos como un nuevo golpe sobre las relaciones ruso-estadounidenses”, reza el mensaje.

El documento resalta que Moscú está “firmemente convencida en que estas medidas no corresponden con los intereses nacionales de EEUU y solo perjudican su autoridad y crédito”.

Rusia aprobaría las medidas simétricas para responder a las acciones de Washington hacia los medios rusos, según el comunicado de la embajada rusa en EEUU.

“No descartamos que conforme a la práctica de dobles estándares las organizaciones [nternacionales] critiquen severamente nuestras medidas simétricas inevitables a las acciones mal pensadas de las autoridades estadounidenses”, reza el mensaje.

El documento constata que EEUU presiona sobre los medios rusos, retira los visados, expulsa a los periodistas desde el país y los inclina a colaborar con los servicios especiales.

“Rusia  se muestra sistemáticamente en contra de limitar la libertad de la prensa, incluida la de los medios extranjeros y los periodistas”, dice la nota.

La embajada rusa acusa a EEUU y a “una serie de sus aliados” de  “continuar una práctica inadmisible de presión sobre los medios rusos en vez de colaborar en intereses de beneficio mutuo”.

El 25 de noviembre el presidente ruso, Vladímir Putin, firmó la ley sobre el estatus de un agente extranjero para los medios, que entró en vigor el mismo día. El documento fue aprobado anteriormente por ambas cámaras del Parlamento ruso.

La ley estipula que como agentes extranjeros pueden ser reconocidos los medios que reciben fondos de Gobiernos u organizaciones extranjeras.

Esta normativa recibió luz verde después de que el Gobierno norteamericano obligara el 13 de noviembre al canal de televisión RT America a inscribirse como agente extranjero alegando la ley FARA, una legislación que no iba dirigida a los medios de comunicación.

La directora de Sputnik y RT, Margarita Simonián, calificó las exigencias de Washington de atropello a la libertad de expresión.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here