El portavoz del Kremlin, Dmitry Peskov, vaticina que el presidente estadounidense, Donald Trump, y su homólogo ruso, Vladimir Putin podrían establecer buenas relaciones, si no fuera por la atmósfera interna con respecto a Rusia dentro de Washington.

El alto funcionario ruso comentó el domingo, durante una intervención televisiva en una cadena local, que a su parecer la posibilidad de que ambos mandatarios establezcan buena sintonía es muy alta, pero todo depende del recelo que se cuece en Washington respecto a Moscú.

Acentuó que las relaciones ruso-estadounidenses podrían fluir mucho mejor, si no fuera por el clima interno que reina en Washington que desde luego pinta bastante antipático respecto a Rusia, agregó Peskov, citado por los medios locales.

El vocero ruso, no obstante, llegó a calificar las relaciones bilaterales entre Moscú y Washington como en un estado de “colapso” en este momento preciso.

Sin embargo, Peskov señaló que “hay perspectivas” de mejora de relaciones entre los dos gobiernos, ya que, añadió, a él le consta de que ambos dirigentes se muestran favorables en este aspecto.

Asimismo, subrayó que todos los contactos telefónicos mantenidos, hasta ahora, entre Putin y Trump han sido cubiertos en los comunicados de prensa, y en todos ellos se ha notado el tono de cordialidad entre ambos presidentes.

El más reciente contacto telefónico se produjo en diciembre, cuando los dos líderes hablaron dos veces durante este mes. En la primera llamada, según los informes, discutieron las relaciones bilaterales y los puntos de crisis mundial, subrayando la necesidad de resolver los problemas internacionales.

Durante la segunda conversación, Putin agradeció a Trump por la información proporcionada por la Agencia Central de Inteligencia de Estados Unidos (CIA, por sus siglas en inglés) que permitió a la Policía rusa detener a terroristas que preparaban ataques en la ciudad rusa de San Petersburgo.

Desde la llegada del magnate neoyorquino a la Casa Blanca, todas las miradas están puestas en las relaciones entre EE.UU. y Rusia, empeoradas durante el mandato del expresidente Barack Obama (2009-2016), para ver cuando mejoran. Sin embargo, las autoridades rusas ven casi imposible que haya mejora en los vínculos bilaterales a raíz de las sanciones económicas impuestas por el nuevo inquilino de la Casa Blanca.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.