La Cancillería siria condenó el jueves las continuas masacres que cometen las fuerzas militares de la Coalición Internacional, encabezada por EEUU, contra la población de este país levantino.

Ese organismo oficial precisó en carta enviada a la presidencia de las Naciones Unidas, con copia a su Consejo de Seguridad, que los crímenes de guerra contra los civiles socavan la soberanía e integridad territorial de Siria y prolongan la actual crisis.

La misiva exige al organismo mundial que reaccione de inmediato y ponga fin a las masacres perpetradas por la ilegítima alianza desplegada en territorio sirio.

El mensaje recordó que uno de los últimos bombardeos realizados por la Coalición contra residentes sirios ocurrió antier en el poblado de Fadel, en el sur de la norteña provincia de Hassakeh.

Durante esos criminales ataques aéreos murieron 25 civiles, en su mayoría mujeres y niños, y al menos un centenar de personas sufrieron heridas, además de la destrucción de infraestructuras, señaló el documento.

Con anterioridad, tanto en la Gobernación de Hassakeh, la ciudad de Raqqa y en Deir Ezzor, la aviación de Washington y sus aliados mataron a cientos de civiles, lo cual fue condenado de forma reiterada por el gobierno sirio.

De acuerdo con organizaciones humanitarias, en febrero último bombardeos de la llamada Coalición Internacional ultimaron a 129 civiles en la provincia de Deir Ezzor, de los cuales 83 eran mujeres y niños.

La carta del Ministerio de Asuntos Exterior y Expatriados, cursada a Naciones Unidas, denunció además que la ilegal alianza de países occidentales, liderada por Washington, fue creada fuera del marco de Naciones Unidas contra el pueblo de este estado árabe.

Advierte, por otro lado, el apoyo de Washington y sus aliados a los remanentes de grupos terroristas en Siria y sus intentos de reemplazarlos por milicias separatistas colaboracionistas con EEUU un territorios del norte.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here