Asunción, 18 jun (Sputnik). – La LII Reunión Ordinaria del Consejo del Mercado Común del Mercosur finalizó en la tarde del domingo tras una intensa jornada de intercambio donde se acordó impulsar las negociaciones externas al bloque sudamericano.

Al inicio del encuentro el canciller de Paraguay, Eladio Loizaga, en ejercicio de la presidencia pro tempore del Mercosur (Mercado Común del Sur), emitió un informe sobre los acuerdos en los que se ha avanzado.

Loizaga resaltó avances en el acuerdo que se negocia con la Unión Europea, además del inicio de conversaciones con Canadá y Corea del Sur, además de continuar las buenas relaciones con la Alianza del Pacífico.

Sin embargo, Rodolfo Nin Novoa, canciller del país que sucederá la presidencia este lunes, Uruguay, marcó matices en cuanto a la negociación con la Unión Europea.

El jefe de la diplomacia uruguaya insistió en que la Unión Europea muestre señales claras de compromiso para sellar el acuerdo que lleva más de 20 años “de idas y vueltas”.

CHINA EN LA AGENDA

Además, Nin hizo énfasis en que Uruguay inserte en la agenda del bloque regional un posible acuerdo con China, pero admitió que es un tema sensible.

“Sabemos que China despierta ciertas sensibilidades”, dijo Nin tras anunciar que su país avanzaría en abrir las negociaciones.

Además aclaró que “Uruguay dejará de lado una espera pasiva” para avanzar en las gestiones con el gigante asiático.

En 2016, el presidente de Uruguay, Tabaré Vázquez, dialogó con su par chino Xi Jinping sobre un posible tratado de libre comercio (TLC) durante su visita a Pekín.

Poco después Argentina planteó la posibilidad de discutir esa posibilidad en el bloque del Mercosur y Brasil se mostró reticente a liberar sus aranceles al mercado chino.

Estos obstáculos trajeron como consecuencia que China congelara la posibilidad e incluso declarara que no negociaría un TLC con Uruguay sin el beneplácito brasileño.

Sin embargo, el canciller brasileño, Aloyso Nunes, dijo el domingo a la prensa que “es importante” que Uruguay plantee empezar a conversar sobre la posibilidad de retomar el proceso, pero fue tajante en cuanto a la pregunta si había posibilidad de que los acuerdos se hicieran de manera unilateral.

“Estamos hablando de un acuerdo con el Mercosur”, aclaró.

ACHICAR ASIMETRÍAS

Por otra parte, en la reunión se abordó la importancia del desarrollo del Fondo de Convergencia Estructural del Mercosur (Focem), encaminado a reducir las asimetrías del bloque.

El Focem está integrado por aportes de los Estados Partes destinados a “financiar Proyectos de mejoramiento de la infraestructura, competitividad de las empresas y desarrollo social en los países del Mercosur”, dice su página institucional.

Este fondo ya cuenta con 49 proyectos de los cuales algunos están concluidos y otros en proceso y el 90 por ciento fueron otorgadas a Paraguay y Uruguay.

El costo de estos recursos supera los 912 millones de dólares.

Además, se anunció un acuerdo de cooperación el Fondo Financiero para el desarrollo de la Cuenca del Plata con la idea de fortalecer a los estados miembro más pequeños.

CARÁCTER SOCIAL Y POLITICO

Todos los cancilleres coincidieron en la importancia del carácter social del bloque.

El ministro argentino, Jorge Faurie, insistió en atender la problemática social de los migrantes, sobre todo de Venezuela, que llegan a los estados miembro, lo que fue apoyado por el resto de sus pares.

Nunes, por ejemplo, repasó la colaboración que aporta Brasil en las fronteras terrestres e insistió en la importancia de esa materia para contribuir a la lucha contra el tráfico de drogas o de personas.

En otro orden, el ministro de Economía y Finanzas de Uruguay, Danilo Astori, solicitó la palabra para insistir en el problema de las practicas discriminatorias que tienen Argentina y Brasil con las industrias automotrices de su país y Paraguay.

Tanto Faurie como Nunes atendieron el pedido con la promesa de replantear el tema en el próximo semestre que liderará Uruguay.

Por último, Loizaga anunció la aprobación de dos resoluciones sobre la situación política de Nicaragua y Venezuela que serán pronunciadas este lunes por los jefes de Estado en la Cumbre.

El Mercosur está integrado por Argentina, Brasil, Paraguay y Uruguay, Venezuela con suspensión de actividades, Bolivia en proceso de anexión y Chile como Estado asociado.

El presidente paraguayo, Horacio Cartes, entregará este lunes la presidencia pro tempore a su par uruguayo, Tabaré Vázquez, en la Cumbre celebrada en Asunción, a la que participará también el presidente de Brasil, Michel Temer, y la vicepresidenta de Argentina, Gabriela Michetti. (Sputnik)

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.