España no puede convertirse en “la organización de salvamento marítimo para toda Europa”, declaró José Luis Ábalos, ministro de Desarrollo Económico, por lo que Madrid no admitirá en sus puertos al barco Lifeline, que se mantiene en alta mar con unos 230 inmigrantes a bordo. Pidió a la Unión Europea tomar cartas en el asunto.

En declaraciones a la cadena Ser, el funcionario español indicó que la decisión se tomó después de que Italia y Malta rechazaron el buque, indicó la prensa española. A principios de junio, España aceptó otro barco de rescate de inmigrantes, llamado Aquarius.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.