Las bases militares de Fort Bliss y Goodfellow, en el sureño estado de Texas (EE.UU.), serán utilizadas temporalmente para albergar a los inmigrantes indocumentados que fueron detenidos en la frontera con México en el marco de la política de “cero tolerancia” dictada por el Gobierno de Donald Trump, confirmó este lunes el jefe del Pentágono, James Mattis, informa The Hill.

Fort Bliss es una base del Ejército, localizada cerca de El Paso y sobre los márgenes del Río Grande, que marca la frontera con México. Ahora está siendo acondicionada para recibir a familias cuyos adultos enfrenten cargos criminales, según indicó a la revista Time una fuente que pidió el anonimato.

Por su parte, la base Goodfellow, de la Fuerza Aérea, está ubicada más al norte, cerca de San Angelo, en el centro de Texas. Ahí serán trasladados los niños que lleguen a la frontera sin padres.

Un memorando del Pentágono a los miembros del Congreso, la semana pasada, indicó que las instalaciones podrían estar disponibles a partir de julio.

James Mattis, secretario de Defensa estadounidense, declaró este lunes que “todavía se afinan detalles” para acondicionar las instalaciones y alojar a los indocumentados.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.