Se espera que las Fuerzas Armadas rusas obtengan nuevos sistemas de armas de última generación, que no tienen igual en ninguna parte del mundo, dijo un alto funcionario del gobierno ruso. El nuevo equipo está configurado para entrar en servicio dentro de una década.

El ejército ruso está sufriendo un rearme a gran escala, que le permitirá utilizar algunos de los sistemas de armas más avanzados del mundo, Yury Borisov, el viceprimer ministro ruso, que supervisa el complejo industrial militar y la política militar-técnica de Rusia. dijo durante su discurso en la Academia Militar del Estado Mayor.

Algunas de las nuevas armas, que entrarán en servicio en Rusia entre 2018 y 2027, sobrepasan los sistemas de armas existentes e incluso futuros utilizados por otras naciones, incluidos los estados miembros de la OTAN, dijo Borisov al enumerar lo que llamó seis cortes rusos. armas de borde.

Sarmat ICBM
El nuevo misil balístico intercontinental pesado de Rusia (ICBM, por sus siglas en inglés) Sarmat es una de las armas más avanzadas y discutibles ampliamente discutidas. El misil es parte del nuevo arsenal presentado por el presidente ruso Vladimir Putin durante su discurso sobre el estado de la nación el 1 de marzo.

Un ICBM promocionado para tener un límite de alcance extendido, se proyecta que Sarmat podrá transportar cargas útiles masivas a través del polo norte o sur hacia cualquier parte del planeta. Algunos medios de comunicación occidentales ya lo han llamado un «arma del día del juicio final», advirtiendo que podría penetrar fácilmente las defensas de misiles estadounidenses.

El misil ya se está sometiendo a pruebas. El Ministerio de Defensa ruso dijo que se había confirmado su rendimiento durante las etapas previa al vuelo y de vuelo temprano. En mayo, Putin reveló que se espera que Sarmat se despliegue en 2020.

El Sarmat está diseñado para llevar una ojiva hipersónica de planeador, con nombre en código ‘Avangard’ (Advance Guard), que ya provocó el pánico de las agencias de inteligencia estadounidenses. El planeador puede volar en la atmósfera a velocidades superiores a Mach 20 y puede soportar un calor de hasta 2.000 ° C (3.632 ° F) generado por la fricción del aire.

Luchador sigiloso de la 5ta generación
Los misiles balísticos intercontinentales nucleares están lejos de ser la única adición al arsenal de Rusia, ya que se espera que el ejército ruso obtenga algunas armas más convencionales, que no son menos impresionantes. Uno de ellos es un caza furtivo Su-57 de quinta generación. A fines de junio, el ejército ruso firmó el primer contrato para recibir 12 aviones de este tipo. Los jets de vanguardia se entregarán a las fuerzas armadas el próximo año.

Se espera que el Su-57, cuyo sistema de aviónica permite cálculos de campo de batalla autónomos para ayudar al piloto, reemplace a los icónicos, pero envejecidos, aviones caza Su-27 multiusos. El avión cuenta con tecnologías de baja visibilidad, uso generalizado de materiales compuestos y radar mejorado. El armamento principal del Su-57 está oculto en las bahías de armas internas con el fin de reducir el perfil del radar de la máquina, pero también puede transportar municiones adicionales en los pilones de ala inferior externos.

También se espera que los aviones estén equipados con nuevos motores diseñados específicamente para los aviones de quinta generación. Según la revista Military Watch, los jets rusos tienen una ventaja considerable sobre el F-35 en lo que respecta a velocidad, altitud, sensores, transporte de misiles, alcance de acoplamiento y maniobrabilidad.

Tanque T-14 Armata
Sobre el terreno, el ejército ruso pronto tendrá algo que puede marcar un éxito. Se espera que las tropas rusas obtengan hasta 100 tanques de batalla principales T-14 basados ​​en Armata para 2020. Las máquinas de guerra tendrán una torreta totalmente automatizada y no tripulada equipada con un cañón de 125 mm capaz de alcanzar sus objetivos en un rango de siete kilómetros. Su cañón tiene una tasa de fuego de combate de 12 balas por minuto.

La tripulación del tanque está colocada de forma segura en una celda especial para tripulación blindada de varias capas, que se espera mantenga vivos a los militares en la mayoría de los casos críticos, incluida la detonación de carga de municiones en ciertas circunstancias. La vista exterior será proporcionada por cámaras HD. En el futuro, el tanque puede estar equipado con un dron.

S-500
La columna vertebral de la arquitectura de defensa aérea de largo alcance de Rusia, el sistema de defensa aérea S-400 Triumf, también podría ser reemplazada por un arma aún mejor en un futuro no muy lejano.

El S-400 Triumf es uno de los sistemas antiaéreos rusos más avanzados, diseñado para atacar objetivos aerodinámicos en un alcance de hasta 400 km y misiles balísticos hasta 60 km de distancia. El lanzador puede usar al menos cuatro tipos de misiles interceptores, adecuados para diferentes objetivos. Una división S-400 puede participar hasta 36 objetivos simultáneamente.

Ya ha sido ansiosamente buscado por otras naciones, ya que está disponible para la exportación. La proliferación de S-400 en todo el mundo ha hecho que Washington esté extremadamente preocupado por las crecientes capacidades antiaborto y de negación de área (A2 / AD) de las naciones soberanas e incluso de los aliados de la OTAN. Algunos legisladores incluso argumentaron que la integración de la tecnología rusa por parte de los aliados de Estados Unidos podría comprometer los «secretos tecnológicos» de Estados Unidos. Tales preocupaciones surgieron cuando India, al igual que Turquía, el aliado de la OTAN en los Estados Unidos, decidió comprar los sistemas.

Sin embargo, ahora, Almaz-Antey, el productor del sistema S-400, está desarrollando un sistema aún más avanzado, con el nombre en código S-500 ‘Prometheus’.

Según algunos informes, el nuevo sistema será capaz de alcanzar objetivos en un rango de hasta 480 kilómetros y podría interceptar exitosamente misiles hipersónicos, así como derribar aviones caza F-22 y aviones F-35. S-500 se encuentra actualmente en una etapa avanzada de desarrollo y podría desplegarse alrededor de 2020.

Escudo de defensa de misiles ‘Nudol’
Enfrentado a un sistema de defensa antimisiles global en constante expansión, Rusia también decidió mejorar su escudo de defensa antimisiles, en particular los utilizados para proteger su capital, Moscú. El nuevo sistema de misiles interceptores ABM se llamó Nudol. Sin embargo, poco se sabe sobre sus características exactas hasta el momento.

De acuerdo, el nuevo escudo de defensa antimisiles sería capaz de defender los territorios rusos de un ataque nuclear de ojivas múltiples e interceptar todos los ICBM modernos existentes equipados con sistemas que están específicamente diseñados para penetrar la defensa antimisiles. Según algunos informes, los nuevos misiles interceptores incluso son capaces de derribar satélites.

Emisor de satélites Tirada-2
Por último, pero no menos importante, es el revolucionario dispositivo de guerra electrónica de Rusia con el nombre en código Tirada-2s. Si bien puede no sonar impresionante en comparación con los misiles del «día del juicio final» o los luchadores furtivos de quinta generación, este nuevo equipo podría resultar crucial en cualquier conflicto moderno, ya que en realidad puede atascar … los satélites.

Tales tecnologías, que hacen que los satélites sean inútiles, hacen que sea difícil para cualquier enemigo evitar el bloqueo y de hecho los deja sin herramientas de comunicación modernas. Eventualmente, puede cambiar significativamente el equilibrio en las actividades de combate modernas, que se caracterizan cada vez más por cambios rápidos del entorno y altos requisitos de adaptabilidad de las tropas, en los que la comunicación desempeña un papel vital.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.