La Marina de EE.UU. ha desplegado sin previo aviso en el Pacífico oeste el portaaviones USS Essex con una serie de cazas furtivos de quinta generación F-35B a bordo, junto con el buque del transporte anfibio USS Anchorage y el buque de desembarco USS Rushmore, informa USNI News, que cita a un oficial de la flota estadounidense del Pacífico.

Aunque este tipo de despliegues suele ser anunciando ampliamente por EE.UU. de antemano, la Marina estadounidense informó de la partida de los buques solo después de que las naves abandonaran este jueves el puerto de San Diego del estado de California.

Según comunicaron varias fuentes al medio, de esta forma la Marina pretende “cambiar las expectativas” sobre “qué tipo de información puede esperar la gente” en cuanto al despliegue de buques en el Pacífico.

Según opina el bloguero militar Alex Lockie en Business Insider, Washington quiere indicar de esta forma —manteniendo “en silencio” sus fuerzas en esta parte del océano— que controla Pekín con su “moderno material bélico” y no a través de “comunicados de prensa”, dado que China representa la mayor amenaza en el Pacífico para EE.UU.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.