El presidente de Palestina, Mahmud Abás, ha vuelto a rechazar cualquier mediación de Estados Unidos para solventar el conflicto israelí-palestino.

En declaraciones hechas el sábado durante un programa televisivo, Abás señaló una vez más que el Gobierno palestino no aceptará ninguna reunión entre las autoridades estadounidenses y palestinas hasta que Washington revoque sus medidas sobre la ciudad de Al-Quds (Jerusalén).

El mandatario palestino repudió, en concreto, la decisión del Gobierno norteamericano de reconocer Al-Quds como la capital del régimen de Israel y trasladar allí su embajada desde Tel Aviv.

La situación actual, agregó Abás, se traduce en una violación de los Acuerdos de Oslo, firmados en 1993 entre la Organización para la Liberación de Palestina (OLP), Israel y Estados Unidos en un intento para hallar una solución a la causa palestina.

En otro momento de sus declaraciones, el presidente palestino denunció la polémica ley “estado-nación judío”, aprobada el pasado 19 de julio por el parlamento israelí, y la cual fue promovida por el primer ministro de ese régimen, Benjamín Netanyahu.

La mencionada ley, que considera como “estado judío” los territorios palestinos ocupados, declara la ciudad palestina de Al-Quds como la capital del régimen de Tel Aviv y respalda la construcción y la ampliación de los asentamientos habitados por judíos, entre otros puntos.

Abás dijo que pretende apelar la ley “estado-nación judío” ante la Organización de las Naciones Unidas (ONU). El controvertido reglamento ha desatado críticas de los propios israelíes y árabes que viven en los territorios ocupados por Israel, así como de grupos defensores de los derechos humanos y entidades occidentales, ya que la denuncian como un intento para legitimar el apartheid israelí e institucionalizar la segregación racial en Palestina.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.