Moscú, 17 sep (Sputnik).- El presidente de Cuba, Miguel Díaz-Canel, denunció el recrudecimiento del embargo económico impuesto a la isla por EEUU, al calificarlo como un obstáculo para avanzar hacia una mayor justicia social.

“Llevamos 60 años arrastrando ese problema. Mi generación ha vivido bloqueada”, cita el diario Granma un fragmento de la entrevista que Díaz-Canel concedió al canal Telesur.

El presidente añadió que Cuba no amenaza a nadie.

“No somos una amenaza para nadie, lo que queremos es construir un país mejor, un mundo mejor, lo que tenemos es una alta vocación para tener mayor justicia social y la principal amenaza para lograrlo sigue siendo ese brutal bloqueo”, puntualizó.

Díaz-Canel insistió en que EEUU hable de igual a igual con Cuba.

“No se puede aspirar a un diálogo donde una parte condiciona a la otra de que tienes que renunciar a tu soberanía e independencia”, declaró.

El mandatario cubano reafirmó que La Habana está dispuesta al diálogo, siempre y cuando no se condicione su soberanía.

“Nosotros no aceptamos imposiciones, menos con los EEUU. (…) Si se mantiene esta aberrante actitud del Gobierno de los EEUU. contra Cuba, no hay diálogo”, remarcó.

Preguntado por el mantenimiento del sistema monopartidista en la isla, Díaz-Canel afirmó que responde a una particularidad histórica de Cuba.

“El tema del papel dirigente del partido, al que no renunciamos y que es apoyado por la mayoría del pueblo, responde a condiciones históricas”, dijo. (Sputnik)

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.