Un F-16 de la Fuerza Aérea de los Países Bajos en una Exposición Internacional de Aviación en Berlín, el 15 de mayo de 2004. Arnd Wiegmann AKW/JOH/THI / Reuters

Un caza F-16 sufrió «daños considerables» durante un vuelo de entrenamiento sobre la isla neerlandesa de Vlieland. Esta semana el medio local NOS reportó que la aeronave resultó impactada por su propio proyectil.

El 21 de enero dos cazas F-16 participaron en un entrenamiento conjunto y dispararon contra blancos con cañones automáticos Vulcan, pero un avión terminó dañado, con fragmentos de munición en el motor. El piloto siguió los procedimientos para los casos de emergencia y aterrizó en la base aérea de Leeuwarden. Nadie resultó herido.

Los investigadores aún tratan de resolver cómo sucedió este hecho particular. «Es un caso serio. Por lo tanto, queremos descubrir qué pasó y cómo podemos evitarlo en el futuro», afirmó el inspector general de seguridad Wim Bargerbos. Se desconoce cuánto tiempo durará la investigación del incidente.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.