John Helmer.— Un reciente documental de Max van der Werff, el principal investigador independiente del desastre del MH17 de Malaysia Airlines, revela la falsificación de los documentos utilizados por la fiscalía, la eliminación de los registros de radar de la Fuerza Aérea de Ucrania y las mentiras de los gobiernos neerlandés, ucraniano, estadounidense y australiano.

Por primera vez, un representante del Consejo de Seguridad Nacional de Malasia reveló que agentes del FBI habían intentado apoderarse de las cajas negras del avión derribado.

Las fuentes de estas revelaciones son malasias: el Primer Ministro, Mohamad Mahathir, el coronel Mohamad Sakri, oficial encargado de la investigación del MH17 para el Departamento del Primer Ministro y el Consejo de Seguridad Nacional de Malasia nombrado tras el desastre del 17 de julio de 2014, así como un análisis por parte de OG IT Forensic Services (una empresa malasia de investigación forense) de los registros telefónicos del Servicio de Seguridad de Ucrania (SBU) que los fiscales holandeses habían declarado auténticos.

Entre las 298 víctimas del MH17 se encontraban 192 holandeses, 44 malayos, 27 australianos y 15 indonesios. El número de nacionalidades varía porque el comunicado de prensa de la compañía aérea (1) no identifica a las personas con doble nacionalidad con Australia, el Reino Unido y los Estados Unidos.

El documental tiene todo el peso del gobierno malasio, uno de los cinco miembros del Equipo Internacional de Investigación (JIT), en contra de los hallazgos que se han publicado y de la reciente acusación contra sospechosos rusos por parte de funcionarios holandeses a cargo del JIT. Además de Malasia y Holanda, los otros miembros del JIT son Australia, Ucrania y Bélgica. La exclusión inicial de Malasia del JIT y la inclusión de Bélgica (cuatro nacionales belgas inscritos en el manifiesto de pasajeros del MH17) nunca se han explicado.

El documental revela las pruebas que permiten al gobierno malasio considerar que las declaraciones de los testigos en el JIT, las fotografías, los vídeos y las grabaciones telefónicas han sido manipuladas por el SBU y son inadmisibles en los procedimientos judiciales ante un tribunal malasio y cualquier otro tribunal nacional o internacional.

También por primera vez, el gobierno malasio revela cómo se interpuso en los intentos de Estados Unidos de lanzar un ataque militar de la OTAN contra el este de Ucrania en la primera semana después de la crisis. El pretexto para ello era salvar el avión, los cuerpos de los pasajeros y las pruebas de lo que causó el accidente. De hecho, la operación tenía por objeto derrotar a los movimientos separatistas del Donbass y luchar contra la Crimea tomada por Rusia.

El nuevo documental revela que el 22 de julio de 2014 se organizó una operación militar secreta de Malasia para proteger las cajas negras del MH17 y evitar que Estados Unidos y Ucrania las incautaran. La operación malasia, revelada por el coronel del ejército malayo que la dirigía, incautó los objetos con dicho pretexto, apoyando así la oposición del gobierno alemán a un ataque militar y obligando a los holandeses a cancelarla el 27 de julio.

El documental de 28 minutos de duración de Max van der Werff y Yana Yerlashova se acaba de estrenar. Fue directora y coproductora de la película con Max van der Werff y Ahmed Rifazal. Vitaly Biryaukov tomó las fotografías. La película completa se puede ver aquí (2). La entrevista completa con el Primer Ministro Mahathir se publicó con antelación. Se puede ver y leer aquí (3).

El Primer Ministro malasio Mahathir revela que los gobiernos de Estados Unidos, Holanda y Australia intentaron excluir a Malasia de la investigación del JIT en los primeros meses de la investigación. Durante este período, representantes de Estados Unidos, Holanda, Australia y la OTAN lanzaron un plan para que 9.000 soldados entraran en el este de Ucrania, bajo el pretexto de asegurar el escenario del accidente, el avión y los restos de los pasajeros, en respuesta al supuesto papel de Rusia en la destrucción del MH17 el 17 de julio. Para los detalles de ese plan hay que leer en este enlace (4).

Aunque la oposición alemana a la intervención militar forzó su cancelación, los australianos enviaron una unidad de 200 efectivos de las Fuerzas Especiales a Holanda y luego a Kiev. La Unión Europea y Estados Unidos hicieron lo propio con sanciones económicas contra Rusia el 29 de julio. La resistencia de Malasia a los intentos estadounidenses de acusar a Moscú de destruir el avión fue claramente expresada en las primeras horas después del accidente al Presidente Barack Obama por Najib Razak, Primer Ministro de Malasia en ese momento. Esta información se puede encontrar aquí (5) y aquí (6).

Asumiendo la inusual decisión de hablar en este documental, el sucesor de Razak, el Primer Ministro Mahathir, dijo: “Desde el principio, nunca autorizaron nuestra participación. Esto es injusto e inusual. Por lo tanto, podemos ver que no están examinando realmente las causas del accidente y quién fue el responsable del mismo. Pero ya habían decidido que debía ser Rusia. Así que no podemos aceptar ese tipo de actitud. Estamos interesados en el estado de derecho, la justicia para todos, y no importa quién esté involucrado. Necesitamos saber quién disparó realmente el misil, y sólo entonces podremos aceptar el informe como una verdad completa”.

(1) https://online.wsj.com/public/resources/documents/MH17PassengerManifest.pdf
(2) http://johnhelmer.net/malaysian-prime-minister-mahatir-accuses-us-and-allies-of-mh17-fabrication-violation-of-rule-of-law/
(3) https://www.youtube.com/watch?v=wkDWwYk4-Ho
(4) http://johnhelmer.net/the-obama-shoe-banging-moment-on-the-ukraine-front-dutch-and-australian-troops-were-planning-to-start-war-with-russia-after-mh17-was-shot-down/
(5) http://johnhelmer.net/mh17-inadmissible-evidence-for-what-cannot-have-happened/
(6) http://johnhelmer.net/mh17-the-lie-to-end-all-truths-and-the-new-evidence/

3 COMENTARIOS

  1. Lo del avión pudo ser incluso un accidente, no se resolvió, pero las penalizaciones de EEUU y EU a Rusia fueron porque Rusia cedió recursos materiales y humanos a los rebeldes ucranianos, pero claro, los malvados estadounidenses y europeos solo quieren dar por culo a Rusia poniendo las tropas en la frontera, claro, es que la invasión de Crimea también por Rusia fue una broma…

  2. Que bueno…
    La persona que escribió esa porquería, se lo cree?
    Es rediculo que después de todo siguen quitando importancia a todo el mal que está haciendo Rusia.
    Esta más que demostrado…

  3. No es nada nuevo, ese intento de demonizar a URSS antes y Rusia ahora.
    Creo que cada vez, menos gente se traga el malhacer de occidente para con Rusia.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.