Alemania presenta su nuevo Panther KF51, un carro de combate con potentísimo armamento y un cañón de sorprendente rango de destrucción

Publicado:

Siguiendo la estela del programa ruso del carro de combate T-14 Armata, los ingenieros germanos prevén la posibilidad de desarrollar las próximas versiones de su tanque con torreta inhabitada.

Noticias populares

La presentación del Panther KF51 por parte de Rheinmetall fue el plato fuerte de la primera jornada de la feria Eurosatory, el principal acontecimiento armamentístico de Europa, que abrió sus puertas el 13 de junio en París.

 

El consorcio armamentístico alemán señaló en un comunicado que su nuevo producto establece “nuevos estándares” en cuestión de “letalidad, protección, reconocimiento, redes y movilidad”.

El carro de combate fue diseñado por iniciativa de la compañía y con fondos propios y no por encargo de un cliente, comentó Jan-Phillipp Weisswange, subdirector de relaciones públicas de Rheinmetall, al portal Breaking Defense.

El directivo precisó que el tanque fue diseñado para el mercado de exportación y no como un candidato para el proyecto de carro de combate principal franco-alemán MGCS, concebido en 2012 para reemplazar los tanques de batalla Leopard 2 y Leclerc en respuesta a la aparición del avanzado tanque ruso T-14 Armata.

El Panther hereda su chasis del Leopard 2 (el tanque que usan varios países de la OTAN y sus aliados), pero su torreta es completamente nueva. Según la compañía, el carro de combate cargado pesa 50 toneladas y su autonomía máxima ronda unos 500 kilómetros.

Panther KF51 en movimiento. | Rheinmetall

Sin embargo, el comunicado de la empresa no especifica datos concretos sobre su nuevo producto de exportación, como información sobre contratos firmados, parámetros de la armadura y capacidad de penetración de sus proyectiles.

La característica principal del nuevo tanque es su potentísimo armamento, especialmente su cañón de 130 mm. Será la primera vez que un tanque alemán o estadounidense disponga de un cañón con un calibre superior a 120 milímetros, ya que hasta ahora el cañón occidental más potente era el Rheinmetall Rh-120, de 55 calibres de largo, actualmente instalado en los tanques Leopard-2 alemanes y los Abrams de Estados Unidos.

El nuevo cañón de 130 mm se presentó formalmente en Eurosatory en 2016 en respuesta a los informes de que el cañón 2A82 de 125 mm del T-14 Armata tiene una potencia un 17% superior a la del Rheinmetall Rh-120/L55.

El cañón se carga automáticamente desde dos cargadores tipo revólver, cada uno de los cuales contiene 10 proyectiles. De acuerdo con la compañía, el nuevo cañón de 130 mm “permite lograr un rango de destrucción un 50 % más largo [que el cañón de 120 mm] con una cadencia de fuego inigualable, debido al rendimiento del cargador automático”. Puede disparar proyectiles de energía cinética, así como munición de fragmentación programable y proyectiles de entrenamiento.

Esta arma se complementa con una ametralladora coaxial de 12,7 mm en lugar de la de 7,62 mm presente en la mayoría de los principales carros de combate de la actualidad. En la parte trasera de la torreta se encuentra un nuevo módulo de ametralladora remotamente controlada Natter de 7,62 mm.

Asimismo, se menciona que a la torre se le puede integrar un sistema para lanzar un dron de ataque kamikaze HERO 120.

El tanque no solo tiene “protección pasiva” (armadura), sino también blindaje reactivo (probablemente integrado en el casco, igual que el T-14 Armata ruso), así como la llamada “protección activa”, capaz de derribar proyectiles perforantes.

Lo más probable es que el término “protección activa” se refiera al sistema Afganit ruso, instalado en los tanques Armata y desarrollado para derribar proyectiles enemigos subcalibrados. También cuenta con un sistema de protección contra ataques a la parte superior, que es habitualmente la parte menos blindada de un tanque.

El tanque ha sido diseñado para que lo operen tres personas: un comandante y un artillero que están en la torreta y un piloto que está en el chasis. El chasis, además, dispone de un espacio adicional disponible como puesto de mando o para acoger a un operador de drones.

Sin embargo, Rheinmetall no descarta que en el futuro otras versiones de su tanque cuenten con una torreta inhabitada, como en el caso del T-14 Armata, dado que el puesto del conductor contiene un equipo capaz de controlar la torreta remotamente.

DEJA UN COMENTARIO (si eres fascista, oportunista, revisionista, liberal, maleducado, trol o extraterrestre, no pierdas tiempo; tu mensaje no se publicará)

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Últimas noticias