Los peones de la CIA que han intentado una revolución de colores en Irán

Publicado:

Noticias populares

Estoy liderando este movimiento”, dijo Masih Alinejad, de 46 años, al New Yorker. “Creo que el régimen iraní va a ser derrocado por las mujeres”. Alinejad, que aparece en la foto de portada, es uno de los instrumentos elegidos por Washington para provocar el mayor intento de revolución de colores en el Irán actual.

 

Operando desde un piso franco del FBI, Alinejad ha vivido en Estados Unidos durante una década y trabaja a tiempo completo para la VOA Persia -o Voz de América, Persia-, el brazo propagandístico financiado directamente por el Broadcasting Board of Governors (BBG), un instrumento de poder blando del imperio financiado en su totalidad por el Congreso de Estados Unidos, hecho para capitalizar narrativas nefastas a favor de la corporatocracia de Washington.

Las misiones de Alinejad son bastante numerosas: tomar fotos de encanto con los políticos pro-guerra más eficaces del mundo que no han hecho más que acabar con Asia Occidental, como Mike Pompeo y Madeleine Albright.

Entre 2015 y 2022 la Agencia Mundial de Medios de Estados Unidos pagó a Alinejad más de 628.000 dólares para que acosara a mujeres con velo, vomitara propaganda y exigiera más sanciones contra su país (lo que no es una forma muy patriótica de actuar). Alinejad está haciendo todo lo que está en su poder mediático para aislar a su país, para intentar convertirlo en un estado paria al que se le prohíbe cualquier privilegio diplomático, económico y político en el ámbito mundial. Campeón del imperialismo, Alinejad está incluso bien pagado por la CIA para incitar a la violencia y a la mentira.

La nómina de Masih Alinejad la paga Estados Unidos

La última narrativa explotada por Alinejad es esta: Mahsa Amini, de 22 años, muestra en una grabación de circuito cerrado de televisión una discusión verbal con una agente de policía por la forma en que se envuelve su hijab en la cabeza. No hay una escalada de la discusión; la mujer deja a la chica sola y se aleja. En una fracción de segundo, la joven se congela, se agacha y cae en una silla hacia la que se precipitan los transeúntes. La chica, que fue operada a cerebro abierto en 2006, sufrió un ataque al corazón que la hizo entrar en shock. Dos días después fue declarada muerta, tras lo cual los tabloides occidentales acusaron a la policía iraní de golpear a Amini hasta la muerte, lo que provocó los disturbios.

Admitir que encabezó los disturbios contra el gobierno es sólo una declaración. Sus tuits no hacen más que exponer su agenda: la transferencia de la narrativa de un tuit a otro es confusa.

El 14 de septiembre, el día del infarto de Amini, Alinejad no mencionó las palizas ni la violencia. Escribió en Twitter: “Amini sufre un infarto tras ser detenido por la policía antivicio”.

El 15 de septiembre el peón de la CIA sube la retórica: “Esta mujer está en coma porque la policía antivicio la está deteniendo salvajemente”. Todavía no se menciona el abuso, las palizas o la violencia física.

Entre este tuit y un comentario, Alinejad se dirige a sus jefes: “Amini está en coma después de ser golpeada por la policía antivicio”.

El 16 de septiembre, el día del anuncio de la muerte de la joven, Alinejad lanzó un hashtag para el que había preparado el terreno fértil: “#MahsaWasMurdered by the Islamic Republic’s hijab police in Iran”.

Los otros sicarios de la CIA

Los lacayos de Washington también estaban trabajando. Uno de los primeros en acusar a la policía de golpear a Amini fue IranWire, fundada por Maziar Bahari. Bahari es un exiliado iraní contrario a Teherán que ha admitido “cubrir protestas ilegales” y “ayudar a promover revoluciones de colores” en Irán. Otro peón del imperio.

El segundo mensaje de Twitter que difunde la falsa narrativa procede de Babak Taghvaee, un doble agente exiliado acusado de filtrar información sensible a la CIA y al Mossad; colaborador militar de Israel Hayom, de los informes de investigación del Pentágono y de Radio Free Asia/Radio Liberty, financiada por el Departamento de Estado estadounidense, que también está en la nómina del BBG.

Con cientos de cuentas falsas que son tendencia en las redes sociales, los tuits cobraron fuerza y los disturbios estallaron de inmediato. Se detectaron y detuvieron grupos terroristas entre la multitud con armas blancas y explosivos, se cometieron asesinatos en un intento de culpar al gobierno y los alborotadores quemaron bancos y otras instituciones públicas irrelevantes, creando el caos. El MEK, recordemos, era una organización terrorista en Estados Unidos hasta que fue excluida de la lista en 2014, el año en que Alinejad visitó Estados Unidos. Ahora los tabloides asocian a los “iraníes amantes de la libertad” con los partidarios y organizadores del MEK.

Washington lleva mucho tiempo intentando movilizar a los iraníes contra su gobierno, ya sea a través de la propaganda mediática o de las sanciones. El caos que se avecina es un sueño hecho realidad para Alinejad, un subproducto de más de décadas de trabajo. En un cable de Wikileaks de 2009 enviado al Departamento de Estado, un descontento Alinejad se queja de una “falta de cohesión entre los reformistas” que obstaculiza los planes e intereses de Washington.

Los medios de comunicación mundiales, Hillary Clinton, la Fundación Open Society de Soros y la NED participaron simultáneamente en la campaña, derramando lágrimas de cocodrilo por las mujeres iraníes. Hay que tener en cuenta que estas entidades han proyectado, permitido y financiado las políticas patriarcales más brutales contra las mujeres en el mundo, incluso en Estados Unidos. No hubo ninguna consideración para las mujeres palestinas, yemeníes, iraquíes, libias o sirias cuando Estados Unidos bombardeó o financió armas para devolver a las sociedades a la Edad de Piedra. Washington financia ahora la entidad más represiva de Asia Occidental, “Israel”, cuyo sistema se basa en el racismo, la violación y el desarraigo.

Por no hablar de las sanciones que Alinejad ha pedido repetidamente contra Irán, porque cree que funcionan. Las sanciones han afectado al modo de vida de muchas mujeres iraníes, impidiéndoles disfrutar de su derecho a la sanidad, a asegurar una alimentación y una salud de calidad para sus hijos y a utilizar los recursos necesarios para una vida sana. Eso no es muy feminista, ¿verdad?

El hiyab es una ley aprobada democráticamente

Tras el derrocamiento del gobierno del Sha Mohammad Reza Pahlavi en 1979, el dirigente de la revolución, el imán Jomeini, celebró un referéndum nacional en el que el pueblo votó a favor o en contra de que Irán se rigiera por una constitución islámica. En este contexto, las mujeres iraníes han incorporado el hiyab a la Constitución, y las mujeres iraníes tienen derecho a revocarlo si lo desean. La ley es una decisión democrática tomada por el pueblo y las mujeres de Irán. Por lo tanto, la legitimidad de la ley sigue intacta.

El apoyo popular a la ley se reiteró en una encuesta nacional de 2014 que recogió datos de todas las provincias del país, en la que se planteaba la pregunta de si estaban de acuerdo con que se implantara el hiyab obligatorio en las mujeres iraníes, aunque no estuvieran de acuerdo con él. Un 19 por cien de la población está muy de acuerdo, un 35 por cien simplemente de acuerdo y un 25 por cien se muestra neutral.

El año pasado el vicepresidente del Parlamento iraní, Ali Motahhari, sugirió que se celebrara otro referéndum sobre el velo cuando aumentaran las protestas, para demostrar los valores democráticos del Estado, en contraposición a lo que Occidente retrata al país: una dictadura clerical en el desierto.

Así que la pregunta es: ¿Qué hay que luchar cuando las propias mujeres iraníes están a favor del hiyab por referéndum y manifestación popular? ¿Quieren Occidente y sus ciegos partidarios salvar a las mujeres iraníes contra su voluntad?

La infiltración y el trastorno de una sociedad

En 2002 el ex primer ministro israelí Benjamín Netanyahu dio una conferencia de dos horas y media justo antes de que George Bush anunciara su invasión de Irak, en la que pidió a Estados Unidos que fomentara el cambio de régimen en Irán (e Irak, por supuesto), explicando cómo desmantelar el tejido social antiimperialista del país. En su visión, Fox Broadcasting mostraría “Beverly Hills 90210” y “Melrose Place” a los iraníes a través de sus televisores. “Es un material bastante subversivo”, señaló. “Los niños de Irán querrían tener la ropa bonita que ven en estos programas. Querrían las piscinas y los estilos de vida elegantes”.

Las actuales revueltas en Irán no son un acontecimiento suspendido en el tiempo, sino la continuación de años de intentos de perturbación por parte de personas como Alinejad y Netanyahu. Fue el propio tejido social del país el que expulsó la codicia occidental en 1979; un tejido construido en gran medida sobre la riqueza cultural y el aprecio de la tradición elaborada durante siglos. Para cambiar este tejido, habría que transformar las condiciones materiales. El hedonismo, el placer y el materialismo son las armas de una caja de herramientas que se utiliza para embrutecer a las comunidades hasta el punto de esclavizarlas.

Hollywood ha demostrado ser una de las mejores herramientas para redefinir los valores de la libertad, tan eficaz que incluso los medios de comunicación árabes han lanzado proyecciones culturales occidentales de las mujeres iraníes, que apoyan en gran medida el velo obligatorio.

Los corazones pueden estar en la dirección correcta, pero no en el lugar correcto. Los activistas de las redes sociales han comenzado a abogar por la “autonomía” de las mujeres iraníes (en sus propios términos y normas), aunque esto no se ajuste a la naturaleza de su Estado o sociedad.

Si realmente queremos ayudar y apoyar a las mujeres iraníes, primero debemos concienciarnos de nuestras proyecciones culturales: ¿estamos realmente apoyando su lucha o diciéndoles cómo vivir sus vidas? Para una sociedad orgullosa y apegada emocionalmente a su cultura, ¿hacemos justicia siguiendo a los tabloides financiados por el gobierno que tratan de desmantelar el tejido mismo de una sociedad antiimperialista que ha evolucionado tan gradualmente?

No es posible predecir cuándo se disipará la niebla de la propaganda para que podamos percibir las cosas sin la ira fabricada que los medios de comunicación han conseguido despertar en millones de personas.

—https://english.almayadeen.net/news/politics/dirty-money:-meet-the-us-agent-driving-the-cia-led-riots-in

Fuente: mpr21.info
spot_img

1 COMENTARIO

DEJA UN COMENTARIO (si eres fascista, oportunista, revisionista, liberal, maleducado, trol o extraterrestre, no pierdas tiempo; tu mensaje no se publicará)

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Últimas noticias