¿Error o peligrosa provocación?

Publicado:

El cohete en un granero polaco es otra de las falacias antirrusas, tanto que la OTAN y EE. UU. desmintieron que fuera lanzado por militares rusos

Noticias populares

Elson Concepción Pérez.— La noticia llegó en medio de las discusiones de la Cumbre del G-20, que se celebró en Bali, Indonesia, y todo hacía indicar que se trataba de un «aporte» ucraniano a la retórica antirrusa que intoxica la arena internacional.

 

Un cohete caía en un granero del campo polaco, cerca de la frontera con Ucrania, y causaba la muerte a dos personas. El mundo mediático occidental fijó su mirada en Rusia, y contra las autoridades de esa nación recayeron todas las culpas de un hecho, sin comprobar y con informaciones incoherentes, a las que se le agregaban otras que alentaban la intervención directa de la OTAN contra Moscú.

Las autoridades rusas, desde un primer momento, negaron rotundamente que se tratara de cohetes disparados por sus militares desde el territorio de la nación eslava.

Las horas transcurrían, la tensión aumentaba y, por muchas lecturas que se dieran al incidente, se evidenciaba como lo más posible un «falso positivo» ucraniano contra otro país vecino, en este caso Polonia –miembro de la OTAN–, con lo que podría suponerse una reacción militar de la Alianza Atlántica contra Rusia, tal y como establecen los documentos normativos del ente bélico.

De ser así, el escenario quedaba listo para algo que Kiev viene solicitando con insistencia: su ingreso a la OTAN y la participación directa de la Alianza en el conflicto con Rusia. Dígase de manera resumida: «una guerra de proporciones incalculables», en el cual los mayores perdedores serían, sin duda, los ciudadanos ucranianos.

Se puede deducir que el momento para la provocación era el idóneo. Se combinan, desde el clima antirruso que ha predominado en la Cumbre del G-20, la retirada de las fuerzas militares de Moscú que estaban en la provincia ucraniana de Jersón, considerada por Kiev como una gran derrota rusa; hasta la llegada del invierno europeo y las grandes manifestaciones de protesta por la decisión de sus gobiernos de sancionar a Rusia y suspender el suministro de gas desde ese país.

Pero, según el refrán, «primero se coge a un mentiroso que a un cojo», y la reacción ante la falsa noticia o la provocadora acción de Ucrania ha motivado desmentidos, no solo desde Moscú, sino de la propia OTAN y el presidente de Estados Unidos.

Ha quedado demostrado que el conflicto entre Ucrania y Rusia, o se detiene totalmente a través del diálogo y de compromisos mutuos, o se alarga en medio de falsos positivos, sanciones, mentiras, y el envío, cada vez mayor, de armas desde Estados Unidos y Europa hasta Kiev.

Fuente: granma.cu
spot_img

DEJA UN COMENTARIO (si eres fascista, oportunista, revisionista, liberal, maleducado, trol o extraterrestre, no pierdas tiempo; tu mensaje no se publicará)

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Últimas noticias