Europa se enfrenta a grandes obstáculos para fortalecer su industria de defensa

Publicado:

Los esfuerzos de Europa para aumentar su capacidad de producción militar y dejar de depender enteramente de la industria estadounidense enfrentan desafíos que van más allá de la cuestión del dinero, de acuerdo con 'The New York Times'.

Noticias populares

“Grandes obstáculos políticos y logísticos obstruyen el camino hacia una maquinaria militar más coordinada y eficiente. Y amenazan con dificultar seriamente cualquier fortalecimiento rápido de las capacidades de defensa de Europa”, se lee en el artículo publicado este lunes 20 de mayo.

Según el reportaje, una de las primeras dificultades es que la Organización del Tratado del Atlántico Norte (OTAN) todavía es la que dicta la estrategia general de defensa y los objetivos de gasto para el viejo continente, aunque no controla el proceso de adquisición de equipos.

De esa manera, cada país miembro de la alianza bélica cuenta con su propio sistema de defensa, cultura, propiedades y empresas favorecidas, mientras que cada gobierno decide qué comprar.

“Europa tiene 27 complejos industriales militares, no sólo uno”, le explicó al diario el director de programas del Centro de Estudios Estratégicos e Internacionales de Washington, Max Bergmann.

“Incluso cuando compran el mismo tanque alemán, lo construyen de diferentes maneras para que una empresa de defensa nacional pueda obtener una parte”, añadió el experto.

Un ejemplo de lo anterior es el reciente acuerdo entre Francia y Alemania para iniciar el desarrollo de un prototipo del nuevo Sistema Principal de Combate Terrestre (MGCS, según sus siglas en inglés), que será la pieza central de la defensa terrestre de ambos países.

Pese a que el ministro de Defensa alemán, Boris Pistorius, calificó la firma del acuerdo como un “logro de gran avance”, las tensiones entre las dos partes no se hicieron esperar.

Dicho en otras palabras, París y Berlín no tienen la misma visión de la finalidad y el equipamiento del futuro vehículo blindado. Por ejemplo, el país galo insiste en la movilidad del tanque para responder mejor a las necesidades de su Ejército, mientras que Alemania lo ve como un sucesor del Leopard 2 para poder exportarlo. París quiere un cañón de 140 mm, mientras que Berlín prefiere uno de 130 mm.

A las diferencias logísticas se suman visiones políticas contrapuestas, según el New York Times.

Nuevamente citando el caso de Francia y Alemania –las dos economías más grandes de Europa y cuyos presupuestos de defensa son los mayores entre todos los estados miembros–, el texto asegura que ambas naciones “están en lados opuestos del debate”.

Así, Francia –que posee su propio arsenal nuclear– ha sido la que más ha presionado a Europa para que invierta en un ejército más fuerte y autosuficiente. “El presidente Emmanuel Macron ha pedido repetidamente ‘soberanía europea’ y ‘autonomía estratégica’ para equilibrar el dominio de Estados Unidos sobre la OTAN”, se lee en el artículo.

En tanto, Berlín –que no cuenta con armas nucleares propias y depende del arsenal de la OTAN– esta mucho más cómoda con la desigualdad entre Europa y el bloque atlántico.

“Los enfoques divergentes se pueden ver en algunas de las respuestas al Escudo del Cielo Europeo, una iniciativa alemana para construir un sistema integrado de defensa aérea y de misiles en toda Europa que ha obtenido el respaldo de al menos 20 países de la OTAN”, dice el texto.

“París consideró que el programa, que se basa en equipos fabricados en Israel y Estados Unidos, excluye la base industrial europea”, añade.

En línea con Francia, España, Suecia e Italia consideran que el financiamiento europeo debe utilizarse para invertir en líneas de producción de equipos militares europeos, fortalecer las cadenas de suministro y generar sus propias maneras primas y componentes, en lugar de importarlos.

Según el artículo, en los últimos dos años, el 78% del equipo de defensa adquirido por los miembros de la UE fue comprado fuera del bloque, sobre todo a fabricantes estadounidenses de armas.

Finalmente, el medio citó la cuestión del presupuesto, pues el tratado de la UE prohíbe a los estados miembros utilizar fondos del bloque para la adquisición de armas, por lo que el gasto corre a cargo de los presupuestos nacionales.

Mientras que la mayoría de los gobiernos, incluido Alemania, Países Bajos, Finlandia y Dinamarca , se han opuesto a la propuesta respaldada por Francia y Estonia para emitir bonos de defensa europeos.

Por todo lo anterior, los expertos consultados por el medio consideran que, para que la industria de defensa europea sobreviva, algunos fabricantes de armas más pequeños deberán fusionarse o cerrar. No obstante, las discusiones al respecto generan escozor entre algunos.

spot_img

DEJA UN COMENTARIO (si eres fascista, oportunista, revisionista, liberal, maleducado, trol o extraterrestre, no pierdas tiempo; tu mensaje no se publicará)

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Últimas noticias

Asesinan en Guatemala a un importante líder sindical

Autoridades y organizaciones demandaron al Ministerio Público una investigación "exhaustiva", "expedita" e "imparcial".