Compartir

Cientos de yemeníes se han reunido hoy domingo frente a la oficina de la Organización de las Naciones Unidas (ONU) en Saná (la capital) para expresar su indignación por la miseria que ha provocado la máquina de guerra saudí en Yemen.

Los manifestantes también han lamentado que la ONU no solo no ha podido frenar la inanición masiva en Yemen, sino que ha allanado el camino para el aumento de los desplazamientos.

“Estamos aquí para expresar que la ONU es acusada de ser responsable del hambre masivo y el desplazamiento del pueblo yemení”, ha dicho el jefe de sindicato de trabajadores de Yemen, Yalil al-Shamri, uno de los organizadores de la manifestación.

“Hoy hemos participado en la manifestación para pedir el cese de la guerra, la reapertura de los puertos y el levantamiento del asedio sobre el pueblo. La gente se está muriendo de hambre debido al cerco”, ha denunciado Amal Nagy, un médico que participa en la manifestación.

Los yemeníes también alzaron el sábado la voz contra las recientes incursiones aéreas de Estados Unidos contra su país bajo la excusa de combatir el grupo terrorista Al-Qaeda, dejando varios civiles muertos.

El actual conflicto en Yemen parece no tener solución militar a la vista, ya que se han estancado los avances tanto de las fuerzas yemeníes como de las fuerzas extranjeras y los mercenarios liderados por Arabia Saudí, que hasta el momento, a pesar de contar con una enorme superioridad aérea, no han conseguido su objetivo, reinstaurar en el poder al prófugo expresidente yemení Abdu Rabu Mansur Hadi.

El coordinador humanitario de las Naciones Unidas para Yemen, Jamie McGoldrick, ha cifrado en 10 000 el número de civiles yemeníes muertos y en 40 000 el de heridos que han dejado los ataques saudíes.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here