Compartir

Seis helicópteros estadounidenses han aterrizado este martes en un aeródromo ‎estonio para participar en los nuevos ejercicios militares de la OTAN.‎

El jefe del Estado Mayor de la Fuerza Aérea de Estonia, Toomas Susi, ha precisado que cuatro Apaches AH-64 y dos Black Hawk han llegado a la base aérea Amari, cerca de Tallin, capital estonia, con el fin de participar en unas gigantescas maniobras de la Organización del Tratado del Atlántico Norte (OTAN), bautizadas “Spring Storm 2017” (Tormenta de Primavera 2017).

Los autogiros estadounidenses despegaron desde la base aérea de Lielvarde en Letonia, donde están desplegados en el marco de la operación ‘Atlantic Resolve’ para supuestamente contener una posible agresión contra el bloque militar, liderado por Estados Unidos, añade la fuente.

“Las maniobras ya comenzaron desde ayer (lunes) para las Fuerzas Aéreas de Estonia y hasta el miércoles practicarán cómo proteger la base aérea Amari (…) La parte activa de los ejercicios se iniciará la próxima semana”, ha puntualizado Susi, citado por la agencia rusa de noticias Sputnik.

El lunes, fuentes castrenses de Estonia anunciaron en un comunicado el inicio de los ejercicios militares “Spring Storm 2017” con la participación de unas 9000 tropas de los países miembros de la OTAN, incluida Estonia, además de los tanques estadounidenses US M1A2 Abrams, los británicos FV4034 Challenger 2 y los franceses Leclerc.

La nota destaca que dichas maniobras, que se prolongarán hasta el 26 de mayo, se realizarán en concreto en el norte y noreste de Estonia.

La OTAN envía tropas a los países bálticos y organiza maniobras cerca de las fronteras de Rusia, en un intento por disuadir a este país de una posible “agresión”. La mayoría de los rusos, no obstante, consideran que el despliegue del bloque militar occidental cerca de sus fronteras amenaza a su seguridad nacional.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here