Compartir

Corea del Norte mantendrá sus relaciones económicas con otros países al nivel actual, a pesar de las últimas sanciones impuestas el 6 de agosto a Pyongyang por la ONU, declaró a Sputnik el vicepresidente del Comité de Relaciones Exteriores de la Duma de Estado, Dmitri Nóvikov.

El diputado recordó que en los últimos años Pyongyang ha hecho mucho por ampliar sus contactos económicos con el extranjero. Según sus palabras, hoy día tiene intercambios comerciales considerables con China y Rusia.

“Considero que el nivel [comercial] que se ha acumulado para el día de hoy podrá resolver las necesidades básicas de Corea del Norte, incluso si no se incrementa. Para los contactos que ya han sido establecidos, esta [resolución de la ONU] no será una amenaza”, aseguró el legislador.

Según Dmitri Nóvikov, Pyongyang incrementa su gasto militar no porque le sobre el dinero, sino “al observar lo que sucede en la actualidad y cual fue el destino que corrieron Yugoslavia, Afganistán, Libia o Siria”.

El 5 de agosto, el Consejo de Seguridad de la ONU aprobó por unanimidad la resolución número 2371, que establece un nuevo paquete de medidas restrictivas contra la República Popular Democrática de Corea. En particular, el documento señala la necesidad de que los países miembros de la ONU no incrementen la cantidad de trabajadores norcoreanos en su territorio, no creen nuevas compañías conjuntas con ese país y no amplíen las ya existentes.

La medida supone una respuesta a las últimas pruebas de misiles balísticos por parte de Pyongyang y a la continuidad del programa nuclear norcoreano.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here