Por primera vez desde 1975, anoche el gobierno sueco ordenó la movilización de la Hemvärnet (Guardia Nacional) para un “ejercicio de preparación sin previo aviso”. Los 40 batallones han sido activados con efecto inmediato, según el sitio web Försvarsmakten, portavoz oficial de las Fuerzas Armadas (1).

Los numerosos signos que está enviando el gobierno a la población no pueden ser más inquietantes. Hace unos meses les dijeron que debían estar preparados para vivir al menos una semana sin ayuda del gobierno y hace tan solo una semana la Agencia Civil de Emergencias envió su folleto “Si estalla la crisis o la guerra” a más de cuatro millones de hogares suecos, mencionando la posibilidad de reinstaurar el servicio militar obligatorio y aconsejándo el almacenenamiento de agua, alimentos enlatados y alimentos secos.

El mes pasado, el país también restableció un regimiento en la isla báltica de Gotland.

Las fuerzas armadas del país escandinavo preparan a la Guardia Nacional para cualquier clase de emergencias. Las personas que formen parte de uno de los 40 batallones de reserva y que tengan la oportunidad de asistir a la noche del 5 de junio y la fiesta nacional estarán de servicio. Esta alerta fue ordenada por las Fuerzas Armadas y la participación en el ejercicio es voluntaria.

“Estamos decididos a reforzar la defensa sueca y a aumentar nuestra capacidad operativa. Esa es una forma de hacerlo. Este ejercicio es excelente en varios aspectos. Estamos probando la cadena de emergencia para casi la mitad de nuestra organización de respuesta, algo que no hemos hecho desde 1975”, dice Micael Byden, que está a cargo del comando.

La tropa se agrupará en los cuarteles y sus miembros comenzarán a resolver tareas como la protección, la guardia y las patrullas. Durante la fiesta nacional, en muchos lugares del país el personal de atención domiciliaria saldrá a la calle, plazas públicas, puertos y aeropuertos.

Como que se trata de un ejercicio voluntario, las fuerzas armadas no pueden obligar a nadie a participar, pero el comandante en jefe ha demostrado una gran confianza en sus tropas.

En Suecia la Guardia Nacional es una fuerza de reserva militar de las Fuerzas Armadas. Se estableció formalmente el 29 de mayo de 1940, durante la Segunda Guerra Mundial, a petición de la población. Originalmente compuesto por antiguos grupos de milicias, ahora comprende la mitad del ejército sueco, formando así la base de la defensa territorial del país escandinavo.

Se compone principalmente de unidades locales de intervención rápida, integradas por 17.000 de los 22.000 miembros de la Guardia Nacional, organizadas en 40 batallones y con 23 organizaciones auxiliares de defensa.

El sitio The Local informa de que el ejercicio es parte del esfuerzo de Suecia para reconstruir su estrategia de defensa total de la Guerra Fría para hacer frente a Rusia (2).

En caso de invasión, la Guardia Nacional Sueca es responsable de proteger las funciones básicas del gobierno sueco, supervisando las agencias oficiales, aeropuertos o puertos, con el fin de liberar al ejército profesional para tareas de primera línea.

Además de la guerra, el gobierno sueco se prepara para la represión de los levantamientos de emigrantes en áreas prohibidas. El pasado mes de enero, el Primer Ministro sueco declaró que “no excluye el uso del ejército para acabar con la violencia de las bandas”.

(1) https://www.forsvarsmakten.se/sv/aktuellt/2018/06/historisk-ovning-forsvarsmakten-testar-hemvarnets-beredskap/
(2) https://www.thelocal.se/20180606/sweden-mobilises-entire-home-guard-for-first-time-since-1975

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.