12 agosto 2018 – 36.000 denuncias de abusos físicos y sexuales a inmigrantes indocumentados fueron registradas entre enero de 2010 y junio 2016, por la Oficina del Visitador General de Estados Unidos (EEUU).

Según datos proporcionados por la Organización de Iniciativas Comunitarias para los Migrantes en Confinamiento (CIVIC), de esa cifra, 15.000 casos corresponden a acosos físicos perpetrados por funcionarios del Servicio de Inmigración y Control de Aduanas de EEUU (ICE), y unos 10.000 por la Patrulla Fronteriza. reseña un informe del diario mexicano El Universal.

El estudio también arrojó que la mayoría de los delitos de maltrato físico y sexual se llevaron a cabo en los centros de detención de menores de edad, instalados en la frontera entre EEUU y México.

“A mí me abusaron en un centro de detención en Texas. Lo que no me hicieron en el viaje desde Honduras a México me lo hicieron aquí en EEUU”, relató Rosa, inmigrante Hondureña que para el momento tenía 16 años, quien en entrevista a El Universal, añadió que sufrió abusos físicos y sexuales en tres o cuatro ocasiones más.

Por su parte, Laura Monterroza, oriunda del Salvador, cuenta que cuando estuvo recluida en un centro para inmigrantes en Texas, trató de suicidarse después de que fue torturada psicológicamente por oficiales del ICE; por haber denunciado a uno de los custodios por abuso sexual.

De acuerdo con este medio, estos testimonios representan unos más para el historial respecto a todos los registrados en las estadísticas de violación y acoso en centros de detención para menores inmigrantes.

Asimismo, la publicación recoge que en los últimos cuatro años se han producido más mil 300 casos de abusos sexuales contra mujeres migrantes por parte de agentes del ICE, de los cuales muchos de ellos no están siendo investigados.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.