Ambientalistas realizan protesta en el exterior de la embajada de Canadá en Manila, Filipinas. 21 de mayo de 2019. Bullit Marquez / AP

Filipinas ha rechazado el nuevo plazo de Canadá para retirar miles de toneladas de basura enviada ilegalmente al país asiático hace más de cinco años, y avanza con los planes para repatriar los desechos.

«El presidente [Rodrigo Duterte] no estará de acuerdo con esto», dijo este jueves el portavoz de la Presidencia, Salvador Panelo, que también subrayó que «la basura se enviará lo antes posible», señalando que «podría ser esta semana o la semana siguiente, pero definitivamente no a finales de junio», aseveró.

Panelo enfatizó que no se permitirán «ser un depósito de basura».

Las palabras de Panelo llegan tras las declaraciones de la ministra del Medio Ambiente canadiense, Catherine McKenna, quien aseguró que la recogida de los 69 contenedores de basura se completará a finales de junio, ya que necesitan tratarse de manera segura para cumplir con los requisitos de seguridad y salud de su país.

A principios de esta semana, el presidente filipino, Rodrigo Duterte, dio instrucciones para encontrar una empresa logística que se encargase de devolver decenas de contenedores con 2.500 toneladas de basura que una empresa privada canadiense llevó a Filipinas a lo largo de 2013 y 2014.

El pasado 15 de mayo expiró el plazo límite para que Ottawa repatriara su basura, lo que provocó que Filipinas retirara varios de sus altos diplomáticos en Canadá la semana pasada.

Anteriormente Duterte había amenazado con declarar «la guerra» a Canadá por haber convertido a su país en un «basurero».

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.