Compartir

El embajador sirio ante las Naciones Unidas denuncia que Turquía ha enviado a 300 ‎‎000 terroristas a Siria para derrocar al Gobierno de Damasco.‎

“Desde el inicio del conflicto armado sirio (en 2011), Turquía ha facilitado la entrada de 300 000 terroristas takfiríes a suelo sirio: los terroristas han matado a miles de civiles, quemado vivos a gran cantidad de sirios y provocado la destrucción por doquier”, ha asegurado este martes Al-Yafari, embajador sirio ante las Naciones Unidas.

De esta forma respondía Al-Yafari a la pregunta de los periodistas de por qué se negó a darle la mano a un diplomático turco en Ginebra.

Señala, asimismo, que “Turquía, por su apoyo a los grupos terroristas, es responsable del sufrimiento y la destrucción que estos han provocado en Siria”.

Al-Yafari, que encabeza la delegación gubernamental siria en las conversaciones de paz sobre Siria en la ciudad suiza de Ginebra, ha denunciado, además, que “el Ejército turco ha violado la integridad territorial siria y actualmente está ocupando zonas del país, y por eso —dice— no quiero estrechar la mano de los diplomáticos turcos”.

Turquía, principal ruta de tránsito de los terroristas a Siria, desde el comienzo de la crisis del país árabe, ha coadyuvado a la destrucción de este país, facilitando el acceso de los extremistas al territorio sirio: su objetivo era derrocar al Gobierno del presidente sirio, Bashar al-Asad, según denuncian las autoridades.

De acuerdo con el director de la Inteligencia Nacional de EE.UU., James Clapper, el 60 % de los terroristas extranjeros que entran en Siria pasan por esa zona.

Distintos documentos revelan que la Inteligencia y las autoridades turcas están implicadas en el traslado de combatientes y el suministro de armas a los terroristas que luchan en Siria contra el Gobierno legítimo.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here