Los ataques aéreos de Estados Unidos y sus aliados occidentales, el Reino Unido y Francia, contra Siria dinamitaron también las negociaciones de paz en marcha para resolver el prolongado conflicto en el territorio sirio, recrimina el ministro de Exteriores de Rusia, Serguéi Lavrov.

El jefe de la Diplomacia rusa ha reprochado este viernes los bombardeos liderados por Washington contra Siria, bajo falsas excusas de un ataque químico por parte de Damasco, tras una reunión que sostuvo con el enviado especial de la ONU para Siria, Staffan de Mistura.

“El 14 de abril, no solo fueron bombardeados sitios químicos inventados, sino también las negociaciones de Ginebra”, impulsadas por la Organización de las Naciones Unidas (ONU), ha señalado Lavrov.

De Mistura, a su vez, ha resaltado la necesidad de “bajar la temperatura” en el conflicto sirio, y ha manifestado su deseo para que el canal de comunicación entre Rusia y EE.UU., “siga funcionando”.

“Necesitamos una desescalada política, no sólo militar”, ha enfatizado el funcionario de la ONU, para luego agregar: “es necesario pasar página a este presunto ataque químico”.

Estados Unidos y sus aliados bombardearon Siria en la madrugada del pasado sábado, con el pretexto de un presunto ataque químico por parte de Damasco en Duma, sita en la región de la Guta Oriental.

La ofensiva de la alianza tripartita occidental contra Siria se realizó sin la autorización del Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas (CSNU) y antes de que terminaran las investigaciones de la Organización para la Prohibición de las Armas Químicas (OPAQ).

Este viernes, el ministro de Defensa de Rusia también ha denunciado los ataques de la tríada, los cuales además han socavado el proceso de diálogo sobre Siria de Sochi (Rusia) y de Astaná (Kazajistán), en los que se han dado pasos importantes hacia la creación de una nueva Constitución siria, así como para llevar a las partes implicadas en el conflicto a la mesa de negociación.

La solución del conflicto sirio se busca en dos plataformas: la de Ginebra, bajo los auspicios de la ONU, y la de Astaná, patrocinada por Rusia, Turquía e Irán. En los diálogos de Astaná se acordó la celebración del Congreso de Diálogo Nacional sirio, que tuvo lugar a finales de enero en Sochi y concluyó con la aprobación de una lista de 150 candidatos a la Comisión Constituyente, que se encargará de redactar una nueva Carta Magna para Siria.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.