Moscú, 29 jun (Sputnik).- La Unión Europea instó a Rusia a aceptar su responsabilidad por la catástrofe del Boeing de Malaysia Airlines que tuvo lugar en Donbás en junio de 2014.

“El Consejo Europeo reitera su pleno apoyo a la resolución 2166 del Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas sobre el derribo del vuelo MH-17. Pide a la Federación Rusa que acepte su responsabilidad y coopere plenamente con los esfuerzos para establecer la verdad, la justicia y la responsabilidad”, indica uno de los puntos del documento aprobado en la cumbre comunitaria en Bruselas.

El 17 de julio de 2014, el vuelo MH17 de la compañía Malaysia Airlines que se dirigía de Ámsterdam a Kuala Lumpur, fue alcanzado por un misil cuando sobrevolaba la provincia de Donetsk, en el este de Ucrania, zona convulsionada por los enfrentamientos entre las tropas ucranianas y las milicias.

Ninguna de las 298 personas que viajaban a bordo de la aeronave, en su mayoría neerlandeses, sobrevivió.

Expertos de los Países Bajos, Malasia, Australia, Bélgica y Ucrania conforman el llamado Equipo de Investigación Conjunto (JIT) que se encarga de esclarecer el siniestro.

A finales de septiembre de 2016, el JIT llegó a la conclusión de que el vuelo MH17 fue derribado por un misil del sistema antiaéreo Buk supuestamente procedente de Rusia y transportado a un área que en el momento de la catástrofe estaba bajo el control de las milicias de Donetsk.

A finales de mayo pasado, el equipo afirmó que la lanzadera pertenecía a la brigada de defensa antiaérea 53 del Ejército ruso.

Partiendo del informe más reciente, los Países Bajos y Australia responsabilizaron formalmente a Rusia del derribo, la instaron a asumir esa responsabilidad y procurar justicia para las víctimas del vuelo MH17 y sus familiares, así como amenazaron con llevar el caso a una corte o un organismo internacional.

El Ministerio ruso de Defensa reafirmó que ningún sistema antiaéreo ruso había cruzado la frontera con Ucrania y remarcó que la investigación del JIT no incluye testimonios de personas residentes cerca de la escena de la catástrofe, según las cuales el misil fue lanzado desde un área controlada por los militares ucranianos.

El presidente de Rusia, Vladímir Putin, declaró por su parte que Moscú reconocerá los resultados de la investigación solo si logra participar plenamente en esta labor.

Además, recordó que Rusia había propuesto desde un principio llevar a cabo una investigación conjunta, pero su iniciativa fue rechazada, mientras se aceptó la participación de Ucrania que no había cerrado el espacio aéreo sobre la zona de hostilidades en contra de lo que prescribe la norma internacional. (Sputnik)

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.