Este 13 de agosto, RT France denunció en su cuenta oficial de Twitter usando la etiqueta #FakeNews que el canal de televisión pública France 2 difundió el pasado viernes en su noticiero de las 20:00, presentado por la periodista Valerie Astruc, una noticia falsa sobre el presidente de Rusia, Vladimir Putin.

En ese informativo, la periodista mostró una foto del mandatario ruso junto a un tigre tumbado en el suelo afirmando que la imagen había sido tomada durante una cacería en la que formado parte Putin.

Sin embargo, RT France aclaró en su tuit que la noticia no era cierta, ya que en realidad la imagen fue captada hace diez años mientras Putin participaba en una campaña nacional de preservación de una especie de tigre autóctona de Rusia.

El canal francés reaccionó a la denuncia de RT France afirmando que no se trató de una noticia falsa, sino que todo se había debido a “un error involuntario” que lamentaban. Las explicaciones no han convencido a muchos, ya que se trata de la segunda vez que este cadena emite la misma información falsa en relación a esta foto.

La historia de la foto

La imagen fue tomada en 2008 durante la visita de Putin, que en aquella época desempeñaba como primer ministro, a la reserva de Ussuri, en el Lejano Oriente de Rusia, donde se había implantado un programa para proteger al tigre de Amur, una especie en peligro de extinción.

Mientras se encontraba en la reserva, los especialistas que acompañaban a Putin recibieron el mensaje de que un tigre de cinco años había quedado atrapado. Cuando el grupo llegó al lugar, vieron que el animal se había liberado de la trampa. Putin rápidamente tomó una pistola cargada con tranquilizantes y disparó al animal. Tras esto, los científicos examinaron el estado físico del tigre adormecido, le pusieron un collar con un rastreador por satélite y lo liberaron a continuación.

La segunda vez en 5 años

El hecho de que una cadena pública emitiera una noticia falsa ante la millonaria audiencia de su noticiero nocturno ha generado una avalancha de críticas en las redes sociales.

Jean-Luc Mélenchon, rival de Emmanuel Macron en las elecciones presidenciales, calificó lo ocurrido de ejemplo de “la más grosera propaganda antirrusa”, un episodio que muestra “una falta de profesionalismo”, escribió el líder de la plataforma La Francia Insumisa en su cuenta de Facebook.

Por su parte, el partido político francés Unión Popular Republicana envió al servicio de prensa de RT una carta con una feroz crítica hacia el canal de televisión France 2.

“France 2 difundió […] la información falsa de que el presidente ruso había pasado sus vacaciones disfrutando de una cruel caza de tigres” y presentó como prueba fotos “de diez años de antigüedad, que en realidad muestran, por el contrario, el interés personal que el presidente ruso brinda al programa de preservación del tigre siberiano, una especie amenazada”, reza la misiva.

“[…] Vladímir Putin simplemente había puesto al tigre un dardo hipodérmico para que durmiera”, prosigue el escrito.

La UPR hizó hincapié en que France 2 ya había difundido la misma noticia falsa hace 5 años y medio, presentando a Putin como un “odioso asesino de tigres”.

“Esta información fue rápidamente desenmascarada y provocó una ola de protestas, especialmente entre los periodistas que querían respetar la ética de su profesión establecida por la Carta de Múnich de 1971″, subraya la carta. Así, la asociación de Observatoire du Journalisme (Observatorio de Periodismo) dedicó el 23 de enero de 2013 un artículo especial a este episodio con el título ‘France 2: retorno de la manipulación por la imagen’.

¿Qué el CSA “sea coherente consigo misma”?

Para UPR, la retransmisión de la misma noticia falsa por segunda vez por parte del mismo canal de televisión solo se puede explicar de dos maneras: “o bien los periodistas políticos de France 2 en cuestión mostraron un amateurismo completo […]; o el principal canal de televisión pública está deliberadamente involucrado en la desinformación y denigración, lo que resta todo crédito a la alegación de France 2 según la cual se trató solo un ‘error involuntario’”.

En ambos casos, el Gobierno y la administración general de France 2 no pueden permanecer inactivos, defiende el partido, que pide que se realice de forma inmediata una investigación interna en el canal “con el fin de determinar a los reponsables de la difusión, por segunda vez en cinco años, de una falacia sobre un jefe de Estado a millones de televidentes”.

Además, el partido insiste en que el Consejo Superior Audiovisual del país (CSA) sancione a France 2 por lo ocurrido. En este contexto, la UPR recuerda que en junio de 2018 el CSA sancionó a la cadena RT France por haber emitido un reportaje sobre Siria que, según el organismo, contenía inexactitudes y carecía de “pluralismo de opiniones sobre este tema”, una polémica decisión que fue llevada por RT ante el Consejo de Estado.

“Por lo tanto, la UPR le pide al CSA que sea coherente consigo mismo y adopte una sanción contra France 2 al menos igual a la que impuso a RT France”, concluye la carta.

 

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.