Bloqueo de EEUU a Cuba persiste pese a propuestas de sentido común

Publicado:

Pese a propuestas de sentido común y el apoyo que suscita en muchos sectores, aún resulta difícil el avance de cualquier iniciativa con respecto a Cuba en el Congreso de Estados Unidos.

Noticias populares

Así lo evidencia el intento por votar esta semana en la Cámara de Representantes la enmienda 137 a la ley H.R. 8294, que financia el Departamento del Tesoro y su Oficina de Control de Activos Extranjeros (OFAC).

 

La propuesta, que suspendería la prohibición de financiar las ventas agrícolas a Cuba, fue presentada por la congresista Rashida Tlaib (demócrata de Michigan), pero no prosperó porque recibió una votación de 260-163.

No obstante, en su cuenta en la red social Twitter, Tlaib expresó el agradecimiento a los representantes Gregory Meeks (demócrata de Nueva York), presidente de la Comisión de Asuntos Exteriores de la Cámara Baja, y Jim McGovern (Massachusetts), presidente de la Comisión de Reglas, por apoyar la enmienda.

“Esto ayudaría a aliviar la escasez de alimentos en Cuba y ayudaría a los productores agrícolas de Estados Unidos, incluyendo muchos aquí en Michigan”, apuntó la víspera la congresista en la plataforma de Internet.

Meeks y McGovern respaldaron la enmienda, que se incluyó anteriormente en numerosos proyectos de ley, entre ellos la Ley de Exportaciones Agrícolas a Cuba, que tuvo copatrocinadores republicanos.

Los legisladores se pronunciaron por levantar la prohibición de su gobierno de otorgar financiamiento a las exportaciones agrícolas a Cuba y abogaron por expandir el comercio en ese sector.

A su vez, se crearían miles de empleos en Estados Unidos y proporcionaría alimentos necesarios a menor costo para el pueblo cubano, afirmaron en un comunicado.

“Esta legislación de sentido común, que ha sido apoyada (…) durante más de una década, crearía miles de puestos de trabajo agrícolas en los Estados Unidos, al tiempo que proporcionaría alimentos tremendamente necesarios a menor costo para el pueblo cubano», subrayaron.

Ambos advirtieron sobre la situación de escasez en la mayor de las Antillas, agudizada por el impacto del bloqueo económico, comercial y financiero que a largo de más de seis décadas imponen sucesivos gobiernos estadounidenses, ya sean demócratas o republicanos.

El propósito de la enmienda es aliviar la carga económica al suspender las regulaciones de exportación de productos agrícolas desde el territorio norteamericano y extendería el crédito a los compradores de alimentos cubanos por un año, explicaron.

Señalaron que, ante el complejo panorama en Cuba, es el momento adecuado para promulgar una suspensión temporal que brindaría nuevas oportunidades para expandir las exportaciones estadounidenses a un mercado de 11 millones de personas.

Los dos tenían la esperanza de que azules (demócratas) y rojos (republicanos) se unirían a favor de la propuesta.

Sin embargo, representantes anticubanos y del ala más conservadora frenan proyectos en el Congreso que signifiquen un acercamiento entre los dos países y medidas que eviten más sufrimiento al pueblo de la isla, sometido al cruel cerco unilateral, en opinión de analistas.

«Aunque las dictaduras marxistas tienen sus apologistas dentro de la mayoría demócrata (…) pudimos derrotar la concesión de créditos a los opresores del pueblo cubano», dijo el congresista Mario Díaz-Balart (republicano de Florida) tras conocer el resultado de la votación.

En abril, un grupo de agricultores de la nación norteña viajaron a La Habana para la Tercera Conferencia Empresarial Agrícola Estados Unidos-Cuba y manifestaron su disposición a hacer lo que sea necesario para mejorar el comercio bilateral.

Según datos oficiales, las exportaciones agrícolas a Cuba aumentaron un 88 por ciento del 2020 al 2021, pero las más recientes estadísticas arrojan que el país caribeño ocupa apenas el lugar 53 en la lista mundial de socios comerciales agrícolas de Estados Unidos, confirmó Paul Jhonson, líder de la Coalición Agrícola Estados Unidos-Cuba.

Hace más de dos décadas, la Casa Blanca anunció una excepción al bloqueo contra Cuba al permitir la venta de alimentos, pero niega créditos.

Tal disposición obliga al Gobierno de Cuba a pagar en efectivo los productos adquiridos a los agricultores al otro lado del estrecho de Florida.

Para no pocos observadores, la cercanía entre los dos países sería una ganancia en ambas direcciones.

En medio de una persecución financiera sin precedentes, la nación antillana debe hacer malabares para adquirir cualquier mercancía destinada a satisfacer necesidades de su pueblo.

Algo que podría comprar a poca distancia con menos gasto, se multiplica por las largas travesías y otros factores que encarecen esas importaciones.

El presidente Joe Biden prometió –en tiempos de su candidatura demócrata- retomar el camino del entendimiento con Cuba, que comenzó en la última etapa del gobierno de Barack Obama, de quien fue su vicepresidente, pero en la práctica el bloqueo sigue intacto y por lo tanto las trabas al comercio.

DEJA UN COMENTARIO (si eres fascista, oportunista, revisionista, liberal, maleducado, trol o extraterrestre, no pierdas tiempo; tu mensaje no se publicará)

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Últimas noticias

Fuerte crítica de comunistas ticos a informe presidente por 100 días

El Partido Vanguardia Popular (PVP, comunista) afirmó ayer que el sueño del presidente Rodrigo Chaves es convertir a Costa Rica en un nuevo Singapur, pero la mayoría de los ticos no quieren esa vida.