Compartir

Los nacionalistas ucranianos preparan realizar una marcha hacia Crimea, declaró el organizador y el coordinador del bloqueo de Crimea, Lenur Islamov. ¿Podría esta marcha provocar un gran conflicto del que el presidente checo Milos Zeman había advertido a la Asamblea Parlamentaria del Consejo de Europa?

Para contestar a esta pregunta el activista checo Jan Miklas mencionó en una entrevista para Sputnik las palabras que habían sido pronunciadas por el mandatario ucraniano Petró Poroshenko quien una vez dijo “el año que viene vamos a estar en Crimea”.

“Es incomprensible a quien las dirigió. El Ejército ucraniano a pesar de los suministros de armas por parte de EEUU permanece en un estado crítico y está obligado a buscar el apoyo de formaciones extremistas”, dijo.

Según el experto, los potenciales militares de Rusia y Ucrania son incomparables. En caso de que Kiev emprenda un hipotético intento de recuperar Crimea por la fuerza, Rusia podría paralizar las fuerzas ucranianas en un par de horas.

“Los militares ucranianos ni siquiera podrían cruzar la frontera de Crimea”, dijo.

Con todo eso Jan Miklas considera que la marcha de los nacionalistas ucranianos no gozará del apoyo de los ciudadanos rusos que viven en la península de Crimea a pesar de que los medios de comunicacion dominantes repiten constantemente el mantra “sobre las violación de los derechos de los ucranianos y los tártaros en la región”.

El activista considera que es posible que esta acción de los nacionalistas ucranianos hubiera sido provocada por las recientes declaraciones que el presidente checo Milos Zeman hizo ante la Asamblea Parlamentaria del Consejo de Europa.

En particular Zeman declaró que la pérdida de la península por parte de Ucrania era un asunto cerrado y como posible opción señaló una compensación por parte de Moscú a Ucrania. Además, el mandatario checo advirtió que cualquier intento de devolver el control sobre Crimea conduciría a una guerra europea.

“La propuesta de Zeman de iniciar negociaciones y recibir una compensación por Crimea de petróleo y gas podría haber enfadado a los nacionalistas ucranianos”, dijo.

En cuanto a la advertencia de Zeman sobre la guerra, el activista considera que ahora el conflicto armado entre Rusia y Occidente es poco probable. No obstante, en el futuro este desenlace podría acaecer.

“Ucrania es una especie de caballo de Troya en la estrategia a largo plazo de EEUU para debilitar la influencia de Rusia en Eurasia. Un conflicto armado será la única solución”.

Esta es la razón por la que actualmente EEUU está levantando una base militar en la provincia de Jersón y arma a Ucrania.

“Todo eso se hace para que en un futuro EEUU tenga las manos libres a la hora de empezar un conflicto contra Rusia. Y Ucrania será su campo de batalla”, concluyó el experto.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here