La semana pasada en la aldea de Staro Gracko se recordó que hace 19 años tuvo lugar una brutal masacre contra 14 campesinos, mujeres y niños serbios. Los asesinos aún no han sido encontrados.

El Comité Parlamentario Serbio para Kosovo y Metohija ha creado una base de datos única que contiene toda la información sobre los crímenes cometidos por miembros de UÇK (Ejército de Liberación de Kosovo), independientemente de la filiación nacional de las víctimas.

En cooperación con la Fiscalía Especial, inicialmente se creó un grupo de trabajo del comité Kosovo-Metohija que recogió hechos y pruebas de los crímenes cometidos por UÇK entre 1998 y 2000, durante y después de la guerra de Kosovo. Los documentos confirmaban que habían cometidos crímenes e identificaron a los posibles sospechosos.

El presidente del comité, Milovan Drecun, dijo que por primera vez se había reunido toda la información en poder de los servicios de seguridad y las instituciones públicas de Serbia.

Drecun informó de los resultados de la investigación a Miroslav Jenca, Secretario General Adjunto de Asuntos Políticos de la ONU, que sólo podrá publicar el documento una vez que las acusaciones se hayan notificado a los miembros del UÇK por cometer masacres, limpieza étnica y otros crímenes de guerra.

Entre las acusaciones figuran la masacre de Klecka, donde fueron asesinados 22 civiles serbios, los asesinatos de los sacerdotes ortodoxos Khariton y Stephen en Prizren y el asesinato de campesinos serbios en la aldea de Staro Gracko.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.